Cargando contenido

En juicio contra el expresidente de Corficolombiana solo un testigo asegura que le consta su participación en los sobornos de Odebrecht.

Gabriel García Morales
Gabriel García Morales
Colprensa

Durante el tercer día de juicio en contra del expresidente de Corficolombiana José Elías Melo, por el caso Odebrecht, se conoció el testimonio de dos nuevos testigos. 

Se trata del exviceministro de Transporte Gabriel García Morales y el empresario Enrique Ghisays Manzur, ambos condenados por este escándalo de corrupción. 

El exviceministro García Morales dijo que cuando decidió participar de los sobornos, su contacto con Odebrecht fue a través del brasilero Luiz Antonio Bueno Junior, quien le aseguró que la multinacional tenía “un mecanismo perfecto” para hacer los negocios ilegales a través de una oficina estructurada. 

García Morales aseguró además que, según le informó Bueno Junior, Corficolombiana asumió el porcentaje que le correspondía del soborno que era el correspondiente al 30% de los 6,5 millones de dólares que se pagaron en total, para que Odebrecht se quedara con el proyecto Ruta del Sol II. 

En contextoProtagonistas del soborno de USD 6.5 millones de Odebrecht declaran en juicio

Sin embargo, García Morales dijo que nunca tuvo contacto directo con Melo. 

“El señor Luiz Bueno me hablaba del soborno, siempre mencionaba a Marcelo Odebrecht y mencionaba a Melo. Decía que ellos habían aprobado el monto y que él era la persona que comunicaba eso”, dijo.

El 'concepto jurídico' 

Lo que sí reveló García Morales es que para tener la garantía y la certeza de que Corficolombiana estaba al tanto del negocio, le pidió a Bueno Junior un concepto jurídico emitido por esa filial.

En ese concepto se debían especificar las características que debían tener las empresas que participaban en la licitación y en el que se rechazara la oferta de una empresa española, que competía con Odebrecht. 

El concepto fue entregado un día antes de la adjudicación. “El 15 de diciembre Pedro Valencia, asesor de Corficolombiana, me entregó un concepto elaborado por el abogado Hugo Palacios”, explicó García Morales. 

Sobre el destino que tuvieron los 6,5 millones de dólares del soborno, García Morales aseguró que “750.000 dólares fueron para el empresario Enrique Ghisays y el resto para mí”.

Dice que su parte del soborno la invirtió en acciones en el proyecto Puerto Bahía y en inversiones en bolsa donde perdió un gran porcentaje.

“Ya devolví 2 millones 600.000 dólares a la Fiscalía, de un lote y una empresa“, puntualizó.

Lea acá: Uribe volvió a atacar a Santos por Odebrecht y defendió su gobierno

Enrique Ghisays tampoco lo relaciona 

El siguiente en declarar fue el empresario Enrique Ghisays Manzur, quien dijo que su papel en el soborno de Odebrecht fue prestar su nombre para que lo constituyeran representante legal de la empresa Lurion Trading Inc, a través de la cual se recibiría el soborno de los 6,5 millones de dólares. 

Lurion Trading Inc era una de las empresas creadas por Odebrecht en Panamá, para hacer este tipo de movimientos. 

Ghisays Explicó también que los giros del dinero se hicieron a través de la banca privada de Andorra y señaló que nunca tuvo contacto directo con José Elías Melo.

Los brasileros

Los otros tres testigos en este juicio han sido los brasileros Luiz Antonio Bueno Junior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha Soares.

El primero manifestó que se reunió con José Elías Melo y que le consta que él estaba al tanto de los sobornos. Los otros dos exdirectivos de Odebrecht señalan que nunca tuvieron contacto directo con Melo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido