Cargando contenido

El expresidente de Corficolombiana fue hallado responsable de conocido el pago de sobornos para beneficiar a la multinacional brasileña.

JOSÉ ELÍAS MELO
El expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo es procesado por el escándalo de Odebrecht.
Colprensa

Este lunes, el juez 14 de conocimiento de Bogotá definirá el monto de la condena en contra del expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo dentro del proceso penal que se le adelantó por el entramado de corrupción ejecutado por la multinacional brasileña Odebrecht para resultar beneficiada con millonarios contratos en Colombia.

Melo, quien el pasado primero de abril fue sentenciado por su responsabilidad en los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho, podría recibir una pena de 11 años de prisión, la más alta en el país por este escándalo de corrupción.

En contexto: José Elías Melo, condenado por escándalo de Odebrecht

El juzgado deberá definir si acepta la petición de la Fiscalía General que manifestó que por la gravedad de los hechos y el cargo que ejercía Melo se debe emitir una sentencia ejemplar. En su intervención del pasado 1 de abril, el delegado del ente investigador sostuvo que el expresidente de Corficolombiana no puede recibir ningún tipo de beneficio judicial como la detención domiciliaria.

Igualmente le solicitó al funcionario judicial que fije el pago de la multa en 181 salarios mínimos legales vigentes y una sanción de 11 años para ejercer cargos públicos y contratar con entidades sociales por un período de 11 años.

En la audiencia en la que se conoció el sentido del fallo, el procurador delegado del caso manifestó la necesidad que se imponga una sentencia que represente la verdadera gravedad de los hechos cometidos por Melo.

Lea además: José Elías Melo, el “socio estratégico” para el pago de sobornos de Odebrecht

El expresidente de Corficolombiana fue encontrado responsable de haberse reunido con los delegados de Odebrecht en Colombia para fijar el pago de una serie de sobornos destinados a favorecerlos con la entrega del contrato de la Ruta del Sol II. Para esto habría buscado coaccionar al entonces director del Instituto Nacional de Concesiones (Inco), Gabriel García Morales para que direccionara toda la licitación con el fin de beneficiar a la multinacional brasileña.

En diferentes encuentros, Melo fijó el pago de los sobornos a funcionarios, dirigentes políticos y particulares para que no existiera ningún tipo de inconveniente con la entrega del millonario contrato de infraestructura vial en el norte del país. El monto pactado fue de 6.5 millones de dólares.

“Siendo socios –en referencia a Melo y los representantes de Odebrecht., hablaron y planearon cómo llevar a feliz término el propósito común que los unía y así, en una perfecta distribución de funciones, empezaron las conexiones de compra de la moralidad pública a través del ya condenado Gabriel García Morales”, precisó el funcionario judicial en la lectura del sentido del fallo.

Igualmente tuvo en cuenta las declaraciones de los exdirectivos de Odebrecht en Colombia –que celebraron un acuerdo de colaboración con las autoridades de su país- para inferir la participación de Melo en este entramado de corrupción.

Le puede interesar: ¿Regresaron las épocas de las 'chuzadas'?

“Hizo las gestiones pertinentes para el rembolso a través de la cesión de contrato, el cual es inexistente o ficticio o irreal, solamente fue el vehículo documental para recuperar la coima como estaba acostumbrado, en toda su estructura corrupta incluso ofrecía a los buenos funcionarios contratos de asesoramiento internacional o vinculación para que accedieran a contratos”, indicó el juez de conocimiento.

La defensa de Melo pidió que su defendido sea enviado al pabellón de servidores públicos en la cárcel La Picota de Bogotá.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido