Cargando contenido

La Corte Suprema de Justicia acusó al excongresista por mover los sobornos enviados por la multinacional brasileña.

ANTONIO GUERRA DE LA ESPRIELLA
Colprensa

La Corte Suprema de Justicia tendrá en cuenta más de 20 testimonios en el juicio penal que se adelantará contra el excongresista Antonio Guerra de la Espriella por su presunta participación y responsabilidad en el escándalo de Odebrecht.

El exsenador fue acusado formalmente por supuestamente haber movido los sobornos que envió  la multinacional brasileña para resultar beneficiados con la adjudicación de millonarios contratos de obras viales en el norte de Colombia.

La defensa del acusado solicitó que se tengan en cuenta los registros de salida y entrada del país del exsenador, dado a que esperan que con esos datos se compruebe que el exsenador no participó de las sesiones en el Congreso en las que supuestamente se buscaba favorecer a la multinacional

Contexto: Corte dictó orden de captura contra Antonio Guerra de la Espriella por caso Odebrecht

En medio del juicio se escucharán los testimonios del exsenador Plinio Olano Becerra (quien ya fue absuelto por estos hechos de corrupción), el exviceministro  de Transporte, David Eduardo Villalba y el exministro Miguel Esteban Peñalosa Barrientos.

La Corte también citará al exrepresentante legal del Consorcio Navelena SAS, de la que hacía parte Odebrecht, Jorge Barragán Holguín, quien se espera que explique si existieron reuniones o no con miembros del Congreso de la Republica para tratar el tema de las concesiones.

Lea también: Condenan a seis años y seis meses de prisión a Paola Solarte por caso Odebrecht 

También se espera que hable en juicio Luis Álvaro Mendoza Mazzeo, quien fungió como director de Cormagdalena, para que responda si existieron o no gestiones por parte de algún miembro del Congreso encaminadas a lograr la concesión del contrato de Navelena a Afa vías.   

Las investigaciones contra el exsenador tienen que ver con una presunta gestión para conseguir recursos que financiarían el nombrado tramo Ocaña-Gamarra, sumado a un contrato de estabilidad jurídica y un supuesto lobby ante la Superfinanciera a favor de la multinacional brasilera.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido