Cargando contenido

El exviceministro de Transporte aceptó haber recibido 2.3 millones de dólares de sobornos por parte de la multinacional.

GABRIEL GARCIA MORALES
El exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales reconoció haber recibido 6 millones de dólares en sobornos de la multinacional Odebrecht.
Colprensa

El exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales aceptó en la Procuraduría que debe hacerse merecedor de una sanción disciplinaria en el marco del proceso que adelanta el Ministerio Público por el escándalo de sobornos de Odebrecht.

En audiencia pública y ante los procuradores delegados aceptó que recibió de la multinacional 2,3 millones de dólares para favorecer o direccionar a la compañía brasileña  la adjudicación del tramo II de la Ruta del Sol.

“Debo asumir mi responsabilidad en lo disciplinario (...) Por lo tanto merezco la sanción disciplinaria en cuando a la inhabilidad para ejercer cargos públicos”, dijo el exfuncionario al reconocer su vinculación en los hechos.

Advirtió que “a veces uno por quedar bien ante superiores cede ante las presiones y debo decirle a los funcionarios que esto no lleva a nada (...) la realidad es que de nada sirve haberse preparado para ser funcionario público, si uno se deja permear por fuerzas perversas”.

El exfuncionario además se mostró arrepentido: “Tengo que pagar mi pena pero siempre me quedará el peso de haberle causado daño a mis familiares y mis hijos (...) nada vale frente al daño que uno le ocasionado a mis familiares”.

Tras escuchar su declaración, la Procuraduría deberá definir el fallo disciplinario que contendrá la sanción en su contra por el escándalo de corrupción.

García Morales ya fue condenado penalmente a cinco años de prisión por los delitos cohecho e interés indebido en la celebración de contratos. Además tendrá que pagar una multa de 89 salarios mínimos, es decir unos $63 millones.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido