Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala
Oneida Pinto
Oneida Pinto, exgobernadora de La Guajira.
Colprensa

Oneida Pinto, la exgobernadora de La Guajira a quien un juez de control de garantías le concedió este martes la libertad por vencimiento de términos, se declaró víctima de persecución por el proceso que enfrenta.

Pinto, quien tenía detención domiciliaria tras ser acusada de cometer presuntas irregularidades en millonarios contratos para la atención de la población infantil del departamento, dijo que demostrará su inocencia.

“(…) Con tantas persecuciones fue Dios el que me salvó de esto; hay unos términos que señala la ley y esos términos están completamente vencidos”, dijo Pinto en diálogo con RCN Radio.

Oneida Pinto señaló que “la Fiscalía no ha terminado de descubrir las pruebas y nosotros tenemos que tener el debido proceso, es un derecho que tengo por ser colombiana”.

La decisión sobre la libertad de Pinto la tomó un Juzgado 23 de control de garantías de la ciudad.

Antonio Luis González, abogado de la exgobernadora de La Guajira, explicó que el juez determinó que, en este caso, la exgobernadora llevaba 371 días privadas de la libertad sin que a la fecha la Fiscalía hubiera descubierto todas las pruebas para poder dar inicio al juicio en su contra.

La exgobernadora seguirá vinculada al caso y enfrentar en libertad la etapa del juicio, en el que se le acusa de ser supuesta autora de los delitos de celebración de contratos sin requisitos legales, peculado, falsedad en documento público, falsedad en documento privado e interés indebido en celebración de contratos.

“Soy inocente”

“Le demostraré al país, a la Fiscalía y a todos que soy inocente. Que es un proyecto que contrató la alcaldía de Albania y se ejecutó; Albania lo sabe y la gente lo sabe y yo se que la verdad me va a hacer libre”, señaló Oneida Pinto.

Aseguró que “por ser pobre, por venir de un estrato social bajo, por ser mujer, por ser indígena he sido perseguida en este país, pero le demostraré a Colombia entera y a todos mis enemigos que no guardaré rencor en mi corazón que solo Dios lo hará que Dios se encargará de cobrar todo lo que me han hecho”.

La investigación contra Oneida Pinto se relaciona con las irregularidades detectadas en dos contratos por 18.600 millones de pesos, los cuales buscaban reducir la mortalidad infantil en el municipio de Albania en 2007 cuando fungió como alcaldesa de ese municipio.

En su momento, los investigadores establecieron que los convenios fueron ejecutados parcialmente, sin que se cumpliera a cabalidad el objetivo para el cual fueron suscrito con la ESE Hospital San Rafael de Albania.

La Fiscalía estableció que en el proceso de ejecución de estos convenios se designaron diez coordinadores quienes, a su vez, subcontrataron con cerca de 1.600 personas.

A  cada uno de ellos se les pagó alrededor de 1 millón 200 mil pesos para dictar charlas y hacer visitas a madres gestantes, lactantes y adelantar jornadas de vacunación.

Según trascendió, entre los sub contratistas se encontraron personas que no tenían el perfil ni la idoneidad requerida para el desarrollo de los programas, como albañiles, mecánicos y técnicos en sistemas, entre otros.

Tras la orden del juzgado, la exgobernadora -quien permanecía bajo detención domiciliaria- podrá recuperar la libertad una vez se cumplan con los trámites de administrativos y de ley respectivos.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.