Cargando contenido

La Sala Plena tendrá que decidir si acepta la renuncia del presidente de la Sala de Juzgamiento de primera instancia del alto tribunal.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
Hay disposición de Ñoño Elías y Musa Besaile para colaborar con la justicia.
Colprensa
En la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia del próximo 12 de noviembre los magistrados no sólo tendrán que evaluar la elección de los togados que faltan, sino que deben evaluar si aceptan la renuncia que presentó el presidente de la Sala de Juzgamiento de primera instancia, Ramiro Marín. 
 
Al parecer, Marín solicitó la renuncia por situaciones de salud y familiares; si los magistrados de la Sala Plena aceptan la renuncia deberá iniciarse nuevamente un proceso de elección para elegir su reemplazo, pues la Sala de tres quedaría incompleta como la sala civil, laboral y la penal.
 
 
Actualmente a la Corte Suprema de Justicia le hacen falta seis magistrados; con la ausencia de Marín sumarían ocho, teniendo en cuenta que este mes sale, por período cumplido, Rigoberto Echeverry, magistrado de la sala Laboral. 
 
Desde principio del año, a la sala Laboral le han hecho falta dos magistrados, en reemplazo de Luis Gabriel Miranda y José Mauricio Burgos.
 
Otros tres magistrados hacen falta en la Sala Penal, en reemplazo de José Luis Barceló, Fernando Castro Caballero y Luis Guillermo Salazar, que dejó la corporación en octubre. 
 
En la sala Civil hace falta un magistrado, en reemplazo de Margarita Cabello Blanco, quien dejó la Corte para integrar la cartera del Ministerio de Justicia. 
 
Sobre el magistrado Marín se sabe que llegó al cargo de magistrado de la Sala de Juzgamiento de primera instancia de la Corte, luego de la reforma constitucional por medio del Acto Legislativo 01 del 2018, que creó las salas de primera instancia. 
 
La Sala de Juzgamiento lleva procesos en juicio de excongresistas como Plinio Olano y Bernardo ‘Noño’ Elías, por el escándalo de Odebrecht, el exmagistrado Gustavo Malo por el denominado cartel de la toga y la exfiscal Hilda Niño por corrupción, entre otros.
 
Según la hoja de vida del magistrado, antes de llegar a la corporación judicial se desempeñó como magistrado auxiliar de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia y fiscal delegado ante esta corporación.
 
 
La hoja de vida también dice que se destempló como Juez Promiscuo, Penal Municipal y de Instrucción y fiscal ante el Tribunal Superior de Medellín. 
 
Ramiro Marín es egresado de la Universidad Autónoma Latinoamericana, magíster en Argumentación Jurídica de la Universidad de Alicante y especialista en Derecho Penal y Criminología de la Universidad de Medellín.
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido