Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pablo Escobar y la polémica cárcel La Catedral
Pablo Escobar y la polémica cárcel La Catedral
Colprensa

Pablo Escobar se entregó a la justicia el 19 de junio de 1991. Fue internado en la cárcel La Catedral. Esto ocurrió el mismo día en el que el gobierno de Colombia apostó por no extraditarlo a los Estados Unidos.

Un año después, el país se dio cuenta de que Pablo Escobar vivía en medio de lujos para él y sus secuaces. Equipadas habitaciones, salas de juego, gimnasio, ocho hectáreas con salas de billar y pool, bar, cancha de fútbol e incluso una cascada natural eran parte de la opulencia del capo del Cartel de Medellín que celebraba orgías y fiestas para amigos y sicarios. 

El pasar el tiempo en la cárcel fue una decisión para poder salvar y proteger su vida, aunque no la pasaba nada mal por el lujoso lugar en el que se encontraba. 

La historia de su entrega

Una versión apunta a que luego de que se conociera que Pablo Escobar había decidido entregarse, un helicóptero lo recogió en un lugar de la selva llevándolo hasta la cárcel de La Catedral, en Envigado.

La otra es que Escobar se encontraba desde las horas de la mañana en la Gobernación y se habría reunido con el padre Rafael García Herreros y con el Procurador General de la Nación, Carlos Arrieta; el gobernador Iván Echevarría y la directora de Instrucción Criminal.

Según contó el sacerdote Rafael García Herreros, el cual fue el creador del programa Minuto De Dios: "Pablo está cansado de su vida irregular. Es un hombre acorralado que quiere cambiar su vida. Por esto está decidido a entregarse a la justicia". Cabe resaltar que este clérigo fue una parte importante en el proceso de entrega de Escobar a la Justicia.

Luego que se conociera públicamente las actividades de Escobar en la cárcel, el entonces presidente César Gaviria Trujillo decidió trasladar a Escobar a otra prisión. Al enterarse de la decisión del mandatario, Escobar decidió fugarse de La Catedral la noche del 21 de julio de 1992. Se fue por los fondos de la cárcel, abiertos y sin seguridad. 

Luego de que Pablo Escobar se fugara de la cárcel, ésta quedó vacía y los vecinos de Envigado creían que allí se escondían grandes fortunas. Algunos decidieron saquear el lugar durante meses, pero nunca encontraron nada.  

Fuente

Alerta Tolima

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.