Cargando contenido

Afirman que la conducta del padre, que le dio un golpe a su hija, es reprochable pero no es condenable por el contexto en el que se dio.

Los hechos ocurrieron en Medellín y la víctima fue amenazada para que no denunciara al agresor.
Foto archivo

Carlos Ballesteros, presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, se mostró de acuerdo con una sentencia de la Corte Suprema de Justicia que tumbó una condena contra un hombre que le dio una palmada en la espalda a su hija, afirmando que el hombre reaccionó ante agresiones que le hicieron. 

Ballesteros explicó que desde allí consideran que la reacción del padre de familia es la normal en un ser humano que recibe una agresión y aunque se debe reprochar esa conducta, no se debe condenar. Agregó que el país necesita nuevas políticas en esa materia. 

Lea también: "No todo golpe a los hijos es un delito de violencia intrafamiliar": Corte Suprema

“El hecho de que un padre de familia reprenda a la hija por las causas ya conocidas de pérdida del año durante tres años consecutivos y la agresividad de carácter verbal ofendiéndole con palabras soeces (...) obviamente causa en él una reacción propia de un ser un humano”, dijo.

Conducta que obviamente es reprochable, pero que no es condenable, según la misma Corte dice en su análisis. Lo que creemos que aquí hace falta es una política integral de familia, de orientación, en este tipo de situaciones y eventos precisamente", añadió. 

Ballesteros hizo un llamado a las instituciones públicas y privadas para que se brinde asesoría y acompañamiento a las familias, con el fin de evitar que sucedan agresiones desde los hijos o los padres y que se promueva el diálogo como canal para solucionar los conflictos familiares. 

Lea acá: Padres de familia no quieren que sus hijos vuelvan a clases presenciales

“El Gobierno, sobre todo el Bienestar Familiar, la misma Profamilia y otros estamentos que están en el deber y obligación de brindar orientación, asesoría y acompañamiento a las familias, no estructuran y no tienen en cuenta estos renglones de la sociedad”, expuso. 

“Lo que hemos propuesto desde la Confederación de Padres de Familia es reestructurar el Icbf, convertirlo en el Ministerio de la Familia; trazar desde ahí lineamientos criterios y política pública para la familia”, adujo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido