El expresidente de SaludCoop fue capturado en la mañana de este viernes.

CARLOS PALACINO
Colprensa

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez aseguró que el expresidente de la EPS SaludCoop, Carlos Gustavo Palacino es investigado por el desvío de 770 mil millones de pesos de los recursos de la salud. 

En rueda de prensa, el jefe del ente acusador aseguró que existen pruebas suficientes que demostrarían que Palacino se apropió de multimillonarios recursos durante los años 2010 y 2014. 

“La Fiscalía investiga a Palacino por la presunta apropiación indebida de recursos por un valor cercano a 400 mil millones de pesos entre los años 2000 y 2004. Al 31 de diciembre de 2017, de acuerdo con el IPC, esa cifra ascendería a 770 mil millones de pesos”, explicó el Fiscal General.

De igual forma, sostuvo que este monto evidencia que la EPS utilizó dineros públicos que estaban destinados a la salud de sus afiliados, para llevar a cabo otro tipo de gastos o inversiones.

Según el Fiscal General los recursos apropiados debían ser utilizados para la prestación de servicios de salud a cerca de 7 millones de afiliados, se habrían desviado para incrementar el patrimonio personal de la empresa prestadora de salud.

De acuerdo con las investigaciones los dineros saqueados habrían sido desviados para hacer inversiones en otros proyectos y en el exterior, en países como México y Ecuador, adquisición  de planta y equipo, inversiones permanentes, préstamos  a socios y trabajadores y pago de deudas.

“El dinero de la salud tiene destinación específica y está orientado a la atención de los usuarios y la ejecución de campañas de prevención, es decir, únicamente a la cobertura de los planes de beneficios POS o POS Subsidiado”, indicó Martínez. 

En su decisión, la Fiscalía advirtió que, gastos diferentes, como los mencionados, deben hacerse por inversión de las ganancias de las EPS y demás recursos propios y no por cuenta de los dineros que el Estado destina a los afiliados del sistema.

Cobros injustificados 

La Fiscalía General también estableció una serie de irregularidades en las bases de datos de los usuarios de SaludCoop con los cuales se habría ejecutado recursos injustificados al Estado.

Los investigadores encontraron 240 afiliados mayores de edad, registrados en el sistema con tarjeta de identidad o registro civil lo que originó un sobre pago por 70 mil millones de pesos.

También fueron detectados toda una serie de cambio de nombres y hasta de sexo por lo que se habría presentado cobros por más de 8.200 millones de pesos.

Igualmente, la Fiscalía estableció cobros irregulares por más de mil millones de pesos a través del empleo de cédulas sin vigencia, que aparentemente corresponderían a personas fallecidas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido