Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Javier Ordóñez
Archivo

La defensa del patrullero Harby Damián Rodríguez Díaz, procesado por la muerte de Javier Ordóñez en septiembre de 2020, acudirá a la figura del vencimiento de términos para recuperar su libertad. Esto al considerar que ya se superaron los plazos que establece la ley para el inicio del juicio tras la radicación del escrito de acusación.   

Lea además: Una condena de 20 años, un juicio en trámite y once investigaciones en curso: Radiografía del caso de Javier Ordóñez

En la tarde de este martes, un juez de control de garantías escuchará la solicitud y revisará los conceptos de los sujetos procesales (Fiscalía, Procuraduría y representantes de víctimas) para tomar una decisión frente a este caso.

El patrullero Rodríguez se ha declarado inocente de los hechos que rodearon la muerte del estudiante de Derecho quien fue detenido cuando se fumaba un cigarrillo y tomaba una cerveza en la portería del conjunto en el que vivía en la localidad de Engativá. Los policías le reclamaron por estar violando las medidas restrictivas emitidas por la pandemia.  

Rodríguez Díaz fue acusado por haber golpeado en repetidas oportunidades a Ordóñez mientras se encontraba en estado de indefensión. Igualmente, en el CAI de Villa Luz a donde fue trasladado el uniformado lo habría agredido.

Lea además: Fiscalía alista pruebas para juicio contra policía implicado en homicidio de Javier Ordoñez

Rodríguez fue capturado junto al patrullero Juan Camilo Lloreda quien, tras firmar un preacuerdo, fue condenado a 20 años de cárcel por el hecho, tras llegar a un preacuerdo y aceptar su responsabilidad por los delitos de homicidio y tortura agravados.

Rodríguez asegura que demostrará en el juicio que nunca participó en esta agresión mortal contra Ordóñez, situación por la cual –por medio de su defensa- insistió en seguir presentándose al juicio.

Lea también: Caso Javier Ordóñez: condenan a 20 años de prisión al expatrullero Juan Camilo Lloreda

Por estos hechos ya fue sancionado por la Procuraduría General de la Nación con destitución e inhabilidad por 20 años para ejercer cargos públicos, la pena más alta que impone el órgano de control disciplinario.

Fuente

Sistema integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.