Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Contraloria Policía
La respuesta del Director General se dio por medio de un comunicado.
Archivo RCN Radio

Por medio de un comunicado, el director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, se pronunció frente al documento que le envió la Contraloría Delegada Sector Defensa y Seguridad de un hallazgo con presunta incidencia fiscal y disciplinaria en la construcción de la segunda fase del proyecto denominado “Ciudadela Policial, CENOP”, en el municipio de San Luis (Tolima).

En el documento, el genera, asegura que mediante un oficio radicado en enero de este año, él mismo había solicitado al Contralor General de la República que se adelantara la respectiva investigación.

Lea tambiénAutoridades han impuesto más de 226.000 comparendos por violar la cuarentena en el país

Dicha solicitud que habría sido realizada  “en aras de dar absoluta y total claridad a las actuaciones efectuadas en el marco del proyecto habitacional, contratado por el Fondo Rotatorio de la Policía en el Centro Nacional de Operaciones Policiales (CENOP)”.

Inversiones que, según señala el mismo comunicado, se habrían dado en el año 2012 en el lugar donde hoy funciona la Escuela Internacional del Uso de la Fuerza Policial para la Paz.

Según trascendió, el órgano de control efectuó unas observaciones en materia de Planeación y gestiones posteriores que no corresponden al periodo en el que el actual Director General de la Policía.

De igual modo se destaca que para ese periodo (año 2012), el hoy Director General no se encontraba al frente del Fondo Rotatorio de la Policía Nacional.

En relación a las actuaciones del general Óscar Atehortúa Duque, el texto sostiene que siempre se han ajustado a la Constitución y la Ley, “incluidas las desarrolladas entre el tres de marzo de 2014 y el 27 de abril de 2016, periodo durante el cual ocupó la dirección del Fondo Rotatorio de la Policía.

En ese periodo, el mismo oficial asegura que realizó varias solicitudes exigiendo a los contratistas la debida y correcta ejecución del objeto contratado, a través de las actuaciones administrativas que le eran exigibles para la satisfacción del interés público.

“Tras esas exigencias se continuaron procesos declarando el incumplimiento parcial del contrato y, por ende, haciendo exigible la cláusula penal pecuniaria por la suma de 469 millones de pesos a título de indemnización anticipada de perjuicios, y liquidando unilateralmente el contrato” se indicó en el comunicado de prensa.

También puede leerAdvierten que patrulleros de la Policía están desprotegidos del Covid-19

En ese sentido hay que destacar que fue producto de la gestión realizada por el entonces Director General del Fondo Rotatorio de la Policía, hoy Director de esa Institución, que se obtuvo el fenecimiento de la cuenta fiscal.

Se advierte en la comunicación que la Contraloría Delegada Sector Defensa y Seguridad, en ejercicio de la actuación especial adelantada, evaluó la gestión fiscal de la administración sin que se hubiera determinado como responsable por el presunto daño fiscal al general Atehortúa.

“A pesar que el oficial ha demostrado con sus actuaciones la protección del patrimonio público”, resalta el documento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.