Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

dezabala
Cárcel
Cárcel
Foto referencial Ingimage

Un juez de Bogotá envió a la cárcel a cuatro directivos y fundadores de la firma Elite Internacional S.A.S., por la presunta estafa millonaria a través de la presunta venta irregular de créditos de libranza en Colombia.

Los afectados con la decisión son José Alejandro Navas Vengoechea, Marino Constantino Salgado Carvajal, Jorge Enrique Navas Vengoechea y Ana Milena Aguirre Mejía.

El Juez indicó que "la medida es necesaria en razón con los delitos sobre los cuales son  investigados los cuatro detenidos, por las presuntas irregularidades en la comercialización de los títulos valores".

Es así como la Fiscalía imputó los delitos de concierto para delinquir, estafa, falsedad en documento privado, captación masiva y habitual de dinero, negativa de reintegro, enriquecimiento ilícito de particulares y lavado de activos.

Indicó que no solamente se ofrecían los títulos valores de forma irregular sino que, además, los documentos eran duplicados, revendidos y en algunos casos falsificados antes de ser vendidos.

En ese sentido, la Fiscalía había solicitado la medida de aseguramiento en razón a la peligrosidad de los procesados y que, además, podrían evadir la acción de la justicia.

El Fiscal del caso señaló en audiencia pública que “las irregularidades por estos hechos fueron calculadas en 440 mil millones de pesos aproximadamente, que sería el dinero manejado por las personas aquí detenidas, de los cuales más de 300 mil millones están perdidos por hechos cometidos entre los años 2012 y 2016”.

Para la Fiscalía, los delitos por los cuales son investigados los detenidos superan más de cuatro años de cárcel. Indicó que la detención intramural es necesaria para que no haya obstrucciones al proceso penal.

En desarrollo de las diligencias judiciales, las víctimas de la estafa manifestaron que “el negocio de libranzas que adelantaba Elite Internacional no era ilegal. Su rentabilidad se dio por varios años y aparentemente vigilado por la Superintendencia de Sociedades que visitaba con frecuencia las oficinas de la firma para adelantar auditorías”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.