Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez
Exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez
Colprensa

Para la Procuraduría General, las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez Correa no tuvieron en cuenta que la adición del proyecto vial para la ampliación de la ruta Ocaña-Gamarra en Norte de Santander podría beneficiar de manera directa los negocios que tenían sus familiares en esa zona. 

El Ministerio Público sostuvo en el auto por medio del cual las llamó a juicio disciplinario, que en la aprobación del documento Conpes 3817 en el consejo de ministros no revisaron posibles causales de impedimento para participar en dicho debate y el correspondiente visto bueno. 

En el documento firmado se declaró la “importancia estratégica del corredor Ocaña (Río de Oro – Agua Clara – Gamarra)”. Sin embargo, reseña la Procuraduría General, que familiares cercanos a las dos entonces ministras se podrían haber visto muy beneficiadas con esa decisión. 

El órgano de control disciplinario precisa que Parody tenía el conocimiento que sus familiares (Luis Carlos y Manuel Parody) tenían “negocios en el tema de puertos”, hecho por el cual era su obligación indagar si existía algún tipo de conflicto de intereses en este caso, situación que nunca se presentó. 

“Esto la obligaba –en referencia a Parody- a indagar si dichas sociedades podían tener algún interés en el proyecto del puerto fluvial de Gamarra”, sostiene uno de los apartes del documento de la Procuraduría General. 

Reseña que la entonces ministra de Educación no “tuvo el cuidado especial” que le obligaba la ley para “no incurrir en el conflicto de intereses, pues no constató oportunamente si estaba incursa en la causal de impedimento al aprobar el citado Conpes”. 

En su defensa, las exministras han manifestado que la ampliación de dicho proyecto vial no las beneficiaba ni a ellas ni a su núcleo familiar, indicando que desconocían los beneficios económicos que podrían resultar de la mencionada ampliación. 

La Fiscalía General archivó la semana pasada la investigación que adelantaba contra Parody y Álvarez al considerar que no existían elementos materiales probatorios para abrir un proceso formal. El ente investigador sostuvo en ese momento que si se allega o se encuentra un nuevo material se podría reabrir la indagación. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.