Alexander Arias Arango le pidió perdón a sus familiares por sus actos.

NARCOJET
Imagen del avión que salió de El Dorado cargado de droga
Foto: Twitter @NCA_UK

Alexander Arias Arango aceptó su responsabilidad en los delitos de concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes y lavado de activos imputados por la Fiscalía General dentro del proceso que se adelanta por la avioneta que salió del aeropuerto El Dorado de Bogotá con rumbo al Reino Unido cargada con 500 kilos de cocaína.

En la audiencia de imputación de cargos, realizada en el complejo judicial de Paloquemao, Arias le pidió perdón a sus familiares y al gremio aeronáutico por sus actos. Según la Fiscalía General, el ejecutivo de la firma Colombia Aviaton Routing S.A.S, fue parte fundamental en el plan para cargar y sacar del país la avioneta.

El ente investigador reveló que el hombre aprovechó sus conocimientos y contactos para entrar el cargamento al aeropuerto El Dorado. Los 500 kilos de droga fueron detectados por las autoridades del Reino Unido que le dieron aviso a la Policía de Colombia. 

Arias Arango fue capturado el pasado jueves por las autoridades en zona rural de Pensilvania (Caldas), cuando se movilizaba en el baúl de un carro para intentar evadir un retén de la Policía. 

En la audiencia reservada, los otros cinco capturados -entre los que se encuentra un policía- se declararon inocentes por estos hechos, En las próximas horas la Fiscalía General solicitará que se es cobije con medida de aseguramiento en centro carcelario. 

Según dijo la Fiscalía, las personas detenidas hacen parte de una peligrosa red de narcotráfico que al parecer ya antes había enviado droga a otros países, a través de la misma modalidad. 

Entre sus se encuentra una mujer señalada de ser la operaria encargada de despachar los vuelos de droga fuera de Colombia, y un hombre que se hacía pasar como falso policía utilizando prendas militares de uso privativo.  

Del material probatorio recopilado por las autoridades hacen parte varios videos en donde aparecen los procesados en medio de presuntas situaciones ilícitas, así como una serie de interceptaciones telefónicas.

La historia del 'Narcojet'

Según la Fiscalía un hombre identificado como Jesús María Hurtado Ríos, presunto integrante de la organización narcotraficante, fue quien inició las diligencias para alquilar tres camionetas con la empresa Launy Arrendamiento Blindados Ltda., que, a su vez, subcontrató el servicio de dos de los vehículos a otra empresa con sede en Medellín. Los vehículos rentados estaban identificados con las matrículas ZYO-569, MTY-950 e IXL-783.

 

Los investigadores lograron determinar que ese mismo día un hombre identificado con el nombre falso de ‘Ricardo Gómez’, se desplazó hasta un almacén de prendas de uso privativo de la Fuerza Pública, ubicado en la localidad de Fontibón, en el occidente de Bogotá. Allí compró un uniforme de Policía con botas, heráldicas, gorra, presillas y otros accesorios, por un valor de 531.500 pesos.

“Esta persona, que luego suplantaría a un policía en el hangar de Central Charter para simular la inspección de la aeronave, acudió ese día a la compra del uniforme junto con Nelson Enrique Robles, integrante de la Policía, quien fue uno de los capturados y sobre quien la Inspección General de la Institución tomó las medidas correspondientes de ley”, indicó la Fiscalía. 

Durante la primera fase de la operación fueron identificados dos bienes inmuebles avaluados en $5.000’000.000 y dos vehículos de gama alta cuyo valor oscila entre los 300 y 500’000.000. Las propiedades serán objeto de medidas cautelares, así como $950.000’000.000 que fueron incautados durante la diligencia de registro y allanamiento.

Cabe recordar que las labores de la Policía iniciaron en el momento en el que se reportó desde Inglaterra el hallazgo del jet con más de 500 kilos de cocaína, avaluada en más de 200 mil millones de pesos colombianos. Además se abrió una investigación interna para establecer una posible participación de uniformados en este negocio ilegal. 

La investigación de la Procuraduría se anunció en contra de varios miembros de la Policía Antinarcóticos, por su presunta responsabilidad en la falta de controles por el vuelo chárter que partió el pasado 29 de enero.

En su momento el comandante de la Policía de Bogotá, general Hoover Penilla, había asegurado que avanzan las investigaciones tras la salida de este avión. "Es un caso de corrupción en el que muchas personas de muchas instituciones se han prestado para que se faciliten actividades cómo estás en El Dorado". 

Las investigaciones lograron determinar también que esta organización narcotraficante sería la misma que ejecutó una operación similar el pasado 8 de diciembre, sin ser detectada.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido