Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

FISCALÍA GENERAL
Sede de la Fiscalía General de la Nación.
Cortesía

Como resultado de las acciones adelantadas por la Contraloría General de la República, en las que se encontraron irregularidades y un presunto alto grado de corrupción de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), el Contralor Edgardo Maya trasladó a la Fiscalía y la Procuraduría los hallazgos penales y disciplinarios detectados en estas auditorías. 
 
"El conocimiento de los hallazgos penales ha llevado a la propia Fiscalía General de la Nación a tomar medidas de su competencia en un reciente caso (Cardique)", señaló el ente de control. 
 
Entre las irregularidades encontradas por el organismo está "la adjudicación de contratos impidiendo garantizar la satisfacción de la necesidad con los mejores resultados de costo beneficio, ya que los oferentes son siempre las mismas personas jurídicas y naturales, en tanto participan en diferentes procesos intercambiándose los roles". 
 
De igual forma, la Contraloría reportó obras inconclusas, las cuales se convirtieron “en verdaderos elefantes blancos", concentración de contratos en una misma firma, “tal es el caso de que un mismo contratista tiene 24 contratos y "contratación directa como norma general, de 7.810 actos contractuales en el periodo analizado". 
 
Otro de los puntos que deberán investigar la Procuraduría y la Fiscalía, está relacionado con falta de control y seguimiento a través de visitas técnicas, con el fin de verificar el cumplimiento de las obligaciones ambientales a las que están sujetas en los permisos otorgados. 
 
Los hallazgos de la Contraloría dan cuenta de las deficiencias en la gestión de las corporaciones autónomas y de ASOCARS, que impactaron de manera negativa la preservación y adecuado manejo de los recursos naturales y del ambiente de los territorios en los cuales tienen responsabilidades.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.