Cargando contenido

Se investigan posibles daños ambientales en la capital del Atlántico por la implementación del nuevo POT. 

ALEJANDRO CHAR
El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char en un evento público.
Colprensa

La Procuraduria General le abrió investigación preliminar al alcalde de Barranquilla, Alejandro Char y la exmandataria Elsa Noguera de la Esprilla por los posibles daños ecológicos y ambientales que se habrían presentado en la capital del Atlántico con la implementación del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

La investigación parte de la queja presentada por un ciudadano, quien aseguró que en el sector de la Loma, donde él vive, se presentó una gran afectación a su calidad de vida por la puesta en marcha del Plan de Ordenamiento Territorial impulsado por Char y Noguera durante sus respectivos mandatos. 

El POT, según indica la denuncia, modificó el uso del suelo sin considerar la opinión o consulta de los ciudadanos y autoridades ambientales de la capital del Atlántico. 

El Ministerio Público entrará ahora a verificar si alguno de los exalcaldes habría incurrido en alguna falta disciplinaria a la hora de aprobar el Plan de Ordenamiento, así mismo señala la Procuraduría que verificará las pruebas que dice tener el denunciante.

“La intervención del quejoso se limita únicamente a presentar y ampliar la queja bajo gravedad de juramento”, dice uno de los apartes de la decisión de la Procuraduría en contra de Char y Noguera. 

El POT fue adoptado por la entonces alcaldesa Elsa Noguera mediante decreto 012 de 2014, y contiene más de 600 artículos y 35 planos.  Señala que el objetivo es “pasar de 0.86 metros cuadrados por habitante a 6.2 metros cuadrados” en los próximos 20 años, es decir al 2032. 

“El principal objeto del ordenamiento territorial es el desarrollo integral del territorio y la distribución equitativa de sus atributos en aras de mejorar las formas de convivencia, crecimiento y desarrollo del Distrito”, precisa el decreto.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido