Cargando contenido

La Procuraduría intenta establecer si hubo irregularidades en el actuar de los miembros del escuadrón.

ESMAD
Colprensa

La Procuraduría abrió indagaciones por los presuntos abusos que habrían cometido los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en la detención de dos jóvenes durante las marchas y protestas que se desarrollaron el pasado martes 10 de diciembre en Bogotá. 

La Procuraduría busca determinar si existieron abusos por parte del Esmad en la detención de las estudiantes, pues según los videos publicados por las redes sociales, las jóvenes fueron llevadas en un vehículo particular con vidrios polarizados 

La  indagación preliminar también se relaciona con la agresión de la que fue víctima el periodista Daniel Arias de RCN Radio, quien denunció que recibió una patada por parte de un uniformado de la policía mientras estaba grabando y reportando las marchas que se desarrollaron en el Centro Memoria por la calle 26.

Lea también: Policía investigará presunta agresión contra un periodista en Bogotá

En la apertura de esa indagación, la Procuraduría solicitó a la oficina de talento humano de la Policía información sobre el grado, nombres completos y unidad donde se encuentra adscrito el uniformado que fue identificado con el número 211945. 

La Procuraduría advirtió que informará a la Policía Metropolitana de Bogotá de la investigación y anunció que solicitará copias de cualquier tipo de investigación por los mismos hechos, con el fin de que el caso se adelante.

Lea ademásOposición notifica al Gobierno que el paro no se frenará por la temporada navideña

Precisamente una vez se conoció la denuncia del comunicador, la Policía anunció en un comunicado el inicio de indagaciones preliminares. 

"Inmediatamente se tuvo conocimiento del hecho, desde la Institución se tomó contacto con el comunicador, con el propósito de conocer de primera mano el caso (...) se le dio a conocer la ruta y se dispuso de los mecanismos, para que el periodista pueda interponer formalmente la queja" dice parte del documento.

Las presuntas agresiones y abusos por parte de los uniformados tuvieron lugar en la calle 26 en donde cerca de 400 personas se reunieron para realizar un plantón en el marco del paro nacional.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido