Cargando contenido

En un allanamiento a su sede de campaña se encontró dinero, armas y certificados electorales.

Sede de Aída Merlano, candidata al Senado
Momento en que fue allanada la sede de Aída Merlano, candidata al Senado por el Partido Conservador.
Foto: RCN Radio - Iván Duva

La Procuraduría General anunció la apertura de una indagación preliminar por los dineros en efectivo y las armas que se encontraron en la sede de campaña de la senadora Aida Merlano. 

A través de su cuenta de Twitter el Ministerio Público señaló que la indagación es con el fin de determinar, entre otras cosas, una presunta compra de votos.

 “La Procuraduría (@PGN_COL) abrió indagación preliminar por el hallazgo en la sede de campaña de la representante a la Cámara y hoy senadora electa Aída Merlano, de dineros, armas y códigos de barras para la presunta compra de votos”.

Fuentes de la Procuraduría informaron a RCN Radio que la indagación está encaminada a establecer responsabilidades de los miembros de la campaña en temas disciplinarios relacionados con la presunta comisión de delitos electorales. 

La Fiscalía allanó la sede de campaña de Aida Merlano en Barranquilla en plenas elecciones para Senado y Cámara del pasado 11 de marzo, tras recibir denuncias de una posible red de compra de votantes. 

Durante las diligencias de inspección, agentes del CTI encontraron más de $260 millones en efectivo, mercados empacados, armas de fuego y certificados electorales.

Al respecto la Fiscalía también anunció que compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que adelante las investigaciones. 

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez, manifestó que dicha campaña política tenía además un sistema organizado para identificar a los líderes y hacer la trazabilidad del proceso de compra de sufragios a través del uso de los formatos como son las actas de compromiso y el seguimiento de cada votante.

Sostuvo que la senadora Merlano para verificar que las personas sí votaron en un puesto específico pedía los certificados de votación y sobre estos grapaba un papel con código QR que llevaba el dato del municipio y el nombre del líder al que se le atribuye el voto.

"Se descubrió que esta campaña llevaba una contabilidad detallada en una planilla adicional en la que se hacía la relación de los líderes el municipio al que pertenecían y los gastos de la jornada", manifestó el Fiscal General.

Sostuvo que al parecer cada voto era pagado a $40.000 con un subsidio de $ 5.000 de transporte y el monto a pagar a cada uno de ellos cambiaba de acuerdo con la cantidad de votos ofrecida y si se superaba ese número aumentaba también el valor del voto.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido