Cargando contenido

La investigación disciplinaria también cobija al exmandatario departamental, Luis Miguel Cotes.

ROSA COTES
La gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes.
Colprensa

La Procuraduría General le formuló pliego de cargos a la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes y al exmandatario departamental, Luis Miguel Cotes por las irregularidades que se habrían presentado en la ejecución de la vía a la Prosperidad, proyecto que tuvo un valor cercano a los 465 mil millones de pesos.

El Ministerio Público busca determinar si en la realización de este proyecto de infraestructura vial se presentó una irregularidad por parte de los mandatarios departamentales y una violación a los principios de contratación que establece la ley.

Lea además: 'Jesús Santrich' fue llamado a indagatoria por la Corte Suprema

En el pliego de cargos se advierte que se habrían presentado sobrecostos en la puesta de este proyecto que pretendía el mejoramiento de la vía Palermo-Sitio Nuevo-Remolino y Guaimaro en el departamento del Magdalena, vulnerando así los principios de economía y responsabilidad que exige la contratación estatal.

Igualmente se hace un llamado frente a la existencia de falencias técnicas en la planeación del corredor vial lo cual afectó seriamente la puesta en marcha de las obras.

En este punto se señala que la obra que se inició en el 2013 se hizo con estudios y diseños del 2009. Igualmente no se tuvo en cuenta la ola invernal que azotó la región en los años 2010 y 2011 modificando así las condiciones físicas de la carretera.

Lea también: Procuraduría pidió suspender construcciones en cerros orientales de Bogotá

La Procuraduría General cuestionó que la gobernadora Rosa Cotes hubiera seguido con el proyecto pese a las advertencias que se hicieron ante los posibles incumplimientos del contratista de la obra y la falta de observancia de los planes de mejora que hizo el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Debido a estas advertencias el Estado ordenó suspender el giro de los recursos del Sistema Nacional de Regalías. El pliego de cargos  señala que en la Gobernación se omitieron todas las llamadas de atención y no se hicieron los respectivos procesos para evitar las demoras y los sobrecostos.

El órgano de control disciplinario catalogó la falta como gravísima a título de culpa gravísima por desatención elemental.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido