Cargando contenido

Fernando Carrillo calificó las inasistencias del magistrado como una burla a la justicia.

Gustavo Malo
El magistrado Gustavo Malo.
Colprensa

Vuelve y juega el llamado del procurador Fernando Carrillo al magistrado Gustavo Malo para presentarse el próximo 3 de abril a la cuarta sala extraordinaria que citó la Corte Suprema de Justicia, en la cual se evaluará su permanencia en la Corporación, luego de la investigación en su contra por el denominado ‘cartel de la toga’. 

Carrillo dijo que Malo deben rendirle cuentas a la justicia y enfrentar la situación, “que no acuda a superfluos, como las excusas médicas y los permisos, para seguir eludiendo y evadiendo la justicia que lo tiene que juzgar”.

Advirtió que Malo “debe ponerle la cara a la justicia y a la ciudadanía”, de lo contrario Medicina Legal debería intervenir para revisar sus excusas médicas y determinar si realmente el magistrado está enfermo. 

“Es como una comedia, en donde aparece un nueva excusa médica para evitar lo que se viene, porque parece que se acaban las excusas de la defensa para estar incólume frente a las acusaciones de las que él ha sido objeto”, añadió. 

Malo dejó de asistir a la Corporación, desde el pasado 27 de septiembre ha tenido una licencia no remunerada y cinco incapacidades médicas, además la sala le concedió un permiso por asuntos de salud. 

El pasado 14 de febrero la Corte le respondió negando un nuevo permiso remunerado por 4 días –del 20 23 de marzo- supuestamente para nuevos exámenes médicos y al contrario lo citó para la audiencia extraordinaria del próximo 20 de marzo. 

Fue ahí que Malo dio a conocer un dolor en su rodilla izquierda que le impedía asistir a la Corporación.

“El permiso que solicité en días pasados para la presente semana y que me fue injustamente negado, tenía como finalidad la práctica de unos exámenes médicos que no podía anticipar porque sufrí un imprevisto e inesperado golpe en mi rodilla izquierda que intensificó el dolor y agudizó el problema de salud que padezco hace ya más de un año en esa zona de mi cuerpo".

Gustavo Malo fue llamado a responder ante la Comisión de Acusaciones tras las declaraciones del senador Musa Besaile quien aseguró que pagó $2.000 millones de pesos al abogado y exfiscal Luis Gustavo Moreno para frenar una orden de captura en su contra en el proceso por ‘parapolítica’ que estaba en el despacho del magistrado desde el 2014.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido