El objetivo es proteger la información de los votantes de los comicios del pasado 11 de marzo.  

Tarjetones
Tarjetones de la consulta interpartidista.
Colprensa

El procurador General, Fernando Carrillo le pidió formalmente al registrador Nacional, Juan Carlos Galindo destruir los formularios E 11 habilitados para las consultas interpartidistas que se realizaron el pasado 11 de marzo. 

Según el jefe del Ministerio Público, el objetivo será "proteger adecuadamente la información relacionada con el sufragante al momento de manifestar su presencia política" en las urnas. 

En el documento se señala que se le debe dar prelación a varios artículos de la Constitución Política que protegen la identidad, el derecho a la intimidad, el secreto al voto y el habeas data “como lo establecen los artículos 258 inciso 1 y los incisos uno y dos del artículo 15 de la Constitución política y el numeral dos del artículo uno del decreto 2241 de 1986”.

Thumbnail

Carrillo asegura en la misiva que “se deben implementar mecanismos con el fin de proteger la confidencialidad integridad de los datos relacionados con los votantes”.

Y añade “reitero la necesidad de que los formularios descritos anteriormente sean retirados de los centros de acopio y sólo se conserve la estadística identificación personal de los ciudadanos que votaron por cada una de las consultas interpartidistas”.

Este pronunciamiento se hace después que un grupo de ciudadanos señalara que después de votar se dieron cuenta que los jurados de votación marcaban con nombre y cédula si habían pedido los tarjetones de las consultas.

 

Thumbnail

Encuentre más contenidos

Fin del contenido