Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ENRIQUE VIVES
El empresario samario Enrique Vives fue enviado a la cárcel.
Redes sociales

La Procuraduría General pidió compulsar copias con el fin de investigar la conducta del abogado Alex Fernández Harding por intentar afectar la administración de justicia en la defensa de su cliente por los hechos que rodearon la muerte de seis jóvenes en el sector de Gaira.

En contexto: Enrique Vives: Defensa pide libertad, nulidad del proceso y atención psicológica

Para la delegada del Ministerio Público, es necesario que se evalúe la conducta del abogado quien habría actuado de “mala fe” haciendo señalamientos contrarios a la realidad y asumiendo posturas que afectaron en repetidas oportunidades a que se llevaran a cabo las audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.


 

“Valore (al juez de segunda instancia) que sopese la posibilidad de hacer la compulsa de copias por temeridad y mala fe, porque a sabiendas se alegaron hechos contrarios a la realidad y se obstruyó la diligencia”, precisó la procuradora en su intervención.  

Consideró que las acciones adelantadas por Fernández Harding afectaron la primera etapa del proceso contra el empresario samario, quien en estado de alicoramiento arrolló a siete jóvenes que caminaban por la vía, causándole la muerte inmediata a seis y dejando a un menor gravemente herido.

“No todo se vale en el ejercicio de la abogacía, la abogacía tiene una función social, todos nosotros debemos colaborar con el orden jurídico del país con el Estado Social de Derecho, son un componente importante en la realización de una recta y cumplida administración de justicia”, explicó.

Lea también: Trasladarán a Enrique Vives Caballero a la cárcel de Cartagena

La procuradora pidió mantener en firme la medida de aseguramiento en centro carcelario contra el empresario al considerar que representa un peligro para la comunidad y, de ser dejado en libertad, podría obstruir la administración de justicia.

Tras ser detenido por la policía el empresario se trasladó a una clínica de Santa Marta argumentando que tenía un cuadro de deshidratación, un golpe en las costillas y una marcada ansiedad. Pese a esto, Medicina Legal indicó que estaba en capacidad de presentarse a la audiencia.

Tras la legalización de la captura, y pese a no contar con una autorización, Vives se trasladó hasta una clínica de reposo asegurando que se sentía muy mal por lo que había ocurrido. Esto afectó la realización de la imputación de cargos.

Le puede interesar: Asesinan a un hombre en la casa de joven que sobrevivió tras ser atropellado por Enrique Vives

Este miércoles, Vives Caballero fue trasladado en un complejo operativo de seguridad fue trasladado a la cárcel La Ternera en Cartagena. El empresario enfrenta un proceso por el delito de homicidio con dolo eventual.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.