El Ministerio Público le pidió a la Alcaldía de Bogotá y a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) un informe sobre los nuevos operadores de aseo.

Crisis de basuras de Bogotá

Tras la entrada en marcha del nuevo esquema de aseo en Bogotá, la Procuraduría General le solicitó al Distrito un plan de contingencia  que se garantice la limpieza de toda la ciudad por parte de los nuevos operadores.

“Evaluar el desarrollo de la tarea, porque la principal preocupación del Ministerio Publico es que la ciudad supere la situación anómala de la crisis, que puede afectar la convivencia y la salud de los bogotanos”, manifestó el viceprocurador, Juan Carlos Cortes.

Por estos mismos hechos también le solicitó a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) el plan de emergencia y contingencias de cada uno de los nuevos concesionarios que prestarán el servicio.

Esto teniendo en cuenta las obligaciones contractuales de los nuevos operadores, que entraron a operar en el marco de la emergencia sanitaria decretada por el Distrito por las demoras en la recolección de residuos en la mayoría de las localidades de la capital de la República. 

De acuerdo con la solicitud del Ministerio Publico, la Unidad también deberá entregar el plan de la situación actual y el estado en que entregarán el servicio a los nuevos operadores.

“Hemos requerido con la Personería conocer los nuevos planes de los operadores para que entren con toda la capacidad con el fin de garantizarle a los ciudadanos que haya una continuidad y mejora sustancial en el servicio”, advirtió el viceprocurador.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido