Cargando contenido

El Ministerio de Justicia propone una reforma estructural para su funcionamiento.

Comisarías de familia en Ibagué
Comisarías de familia en Ibagué
Suministrada

La viceministra de Justicia Juanita López anunció que el proyecto de ley que busca reformar el funcionamiento y la atención de las comisarías de familia en Colombia será radicado ante el congreso de la República el próximo 20 de julio. 

Lea también: ‘Carrusel de la embriaguez', nuevo escándalo de corrupción en Colombia

Según reveló, en Colombia funcionan actualmente 1.273 comisarías de familia. Todas dependen económicamente de las alcaldías; sin embargo, son múltiples los problemas que enfrentan a la hora de solucionar los conflictos y de atender a las víctimas de violencia de género e intrafamiliar. 

De acuerdo con la viceministra, se requiere hacer un cambio estructural que permita atender a las víctimas de la violencia dentro de los hogares, específicamente a las mujeres. 

“Más del 80 por ciento de las comisarías no tienen equipo interdisciplinario completo, es decir, deben tener un comisario, un psicólogo, un trabajador social, un médico y un secretario que se encargue de las funciones administrativas. En la mayoría de los casos, el comisario debe hacer de todo”, explicó.

La funcionaria lamentó que las víctimas no sean atendidas en debida forma por las condiciones en las que se encuentran las comisarías de familia actualmente. 

Reconoció que en ocasiones las víctimas no son atendidas como se requiere y padecen nuevamente la agresividad institucional.

“Hay casos de revictimización institucional en los que los comisarios no atienden a la mujer maltratada, a los niños y adolescentes, desconocen su versión, les dicen – por ejemplo - que no es cierto que los maridos las hayan golpeado entre otras cosas”, dijo la funcionaria. 

Lea también:Ejército rechazó intento de soborno a familiares de niña indígena violada

López señaló, además, que la infraestructura y ubicación de las comisarías pueden intimidar a las víctimas. “No por intención sino porque no hay otras posibilidades, la infraestructura o el lugar a donde llegan no es amable, entonces a las mujeres les da miedo ir allá, hay un problema de atención”.

Diversas tareas

Durante la investigación que adelantó el Ministerio de Justicia junto con otras entidades, como la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación, identificaron que, entre los defensores y comisarios de familia existen diferencias que afectan la respuesta a quienes solicitan ayuda.

“Hay un problema muy complejo que se relaciona con los conflictos de competencia entre los comisarios y defensores de familia. Estos últimos pertenecen directamente al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) pero no hay en todos los municipios, solo en 500 y eso implica que con los que hay, se empiecen a la echar la pelota unos a otros (defensores de familia y comisarios)”, dice el comunicado de estas entidades. 

En ese sentido, explicaron que “en la norma existen coincidencias que lo genera es que, al final, no se atienda a ese niño, niña o adolescente”.

Debido a esto, dijo la viceministra que a través del Ministerio de Justicia se buscan determinar las funciones para que no se relacionen y de esta manera logre atender oportuna y eficazmente a las víctimas; quienes necesitan reciben ayuda inmediata.

“Eso lo estamos revisando para plantear claramente en la norma que le toca a cada uno y evitar ese peloteo entre los funcionarios”, aseguró.

Horarios

En la mayoría de las comisarías de Colombia se atiende a los usuarios entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde. Estos horarios, según dijo la viceministra López, no son eficaces y al contrario generan mayores conflictos.

“No hay inmediatez en la atención, no funcionan 24 horas en todos los casos ni tampoco los sábados y domingos, que son los días en los que más se registran hechos de violencia por el alcohol”, manifestó.

También sostuvo que en algunos momentos se confunden los hechos y no se direcciona oportunamente a la Fiscalía General de la Nación,  “a veces confunden el tema del conflicto intrafamiliar con hechos de violencia; ahí también hay déficit de atención”.

Recarga laboral

“La pluralidad de funciones de los comisarios es un pecado de los alcaldes, que por ser sus empleados los ponen a hacer 80 cosas más pero además, el legislador se ha equivocado porque les cuelgan funciones, parecen un árbol de navidad”, dijo la Viceministra. 

Agregó que,  “los ponen a ser inspectores de tránsito, directores de control interno de las alcaldías y eso genera que no se ocupen de lo importante y eso es muy grave”. 

Estabilidad laboral

La viceministra de Justicia señaló que al ser cargos que están a disposición de los alcaldes de turno, los nombramientos pueden estar sujetos a temas burocráticos. 

“Otro problema es la estabilidad laboral porque llegan los nuevos alcaldes y los cambian de acuerdo al tema político, también puede ser que hayan tenido a una persona durante un año y luego lo remueven del cargo; pese a que la ley dice que deben tener ciertas especializaciones y lo ideal sería que estuvieran en carrera administrativa”, dijo.

Ante esto, la viceministra López anunció que se estructura un proyecto de ley que garantice que las condiciones de vinculación laboral mejoren. Además, que los alcaldes designen dentro de los planes de desarrollo un presupuesto anual que asegure que las comisarías tendrán todo el equipo interdisciplinario y que, además, sean de carrera administrativa para evitar cambios constantes del personal.

De igual forma, se trata de establecer una entidad que se encargue de vigilar y controlar el funcionamiento de los 1.273 comisarios de Colombia, "en el proyecto de ley buscamos definir un ente rector de las comisarías de familia a nivel nacional que sería el Ministerio de Justicia”, dijo.

A través de la reforma que se plantea por parte del Gobierno, se busca depurar las funciones de los comisarios de familia, enfocándolos únicamente en lo que tiene que ver con la atención y resolución de conflictos.

“También estamos haciendo una depuración de funciones, quitándoles una cantidad de tareas que no deben cumplir y que perfectamente pueden asumir otros funcionarios, para que se concentren en lo importante y para lo que fueron creados”, indicó la funcionaria.

Dentro del proyecto de ley se estipula la regulación del personal para evitar la rotación constante y, por ello, se insistirá en que el comisario de familia y su equipo interdisciplinario debe ser de carrera administrativa.

Le puede interesar: Líder en Pereira fue amenazada por investigar obra que viola normatividad ambiental

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido