Cargando contenido

La Policía adelanta el operativo para identificar y capturar a los responsables de este crimen.

Medicina Legal confirmó el dictamen
Cortesía Familia

El secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahita confirmó que el dictamen de Medicina Legal determinó que Hans Tafur , el niño de siete años de edad que desapareció el pasado sábado en Sámana no murió accidentalmente sino que se trató de una muerte violenta.

La necropsia arrojó que el menor fue lesionado tres veces con arma cortopunzante en el tórax que afectó sus pulmones y el corazón, así mismo, se estableció que fue abusado sexualmente, de acuerdo con las lesiones que hallaron en sus genitales.

En contexto: Hallan el cuerpo sin vida del niño desaparecido en Samaná (Caldas)

El niño había desaparecido el pasado sábado 22 de diciembre en horas de la noche del parque principal del corregimiento de San Diego, jurisdicción de Samaná en el oriente de Caldas, donde pasaba sus vacaciones en la casa de su abuela.

El miércoles 26 de diciembre, su cuerpo fue hallado por un constructor, 100 metros abajo de la casa de su abuela, en una quebrada, y al lado suyo, una linterna.

El comandante de la policía en Caldas, coronel Necton Lincon Borja expresó en su momento que:  “la Policía Nacional lamenta la muerte del niño Hans Tafur, luego de cuatro días de búsqueda donde se articularon las capacidades instituciones; en las últimas horas con el apoyo de la comunidad y organismos de socorro, logramos ubicar el cuerpo del niño a cien metros de la casa en una zona desmontada que da hacía una cañada, el niño fue hallado muerto”.

Los grupos de búsqueda y rescate iniciaron su labor cuando se denunció la operación. Sin embargo, solamente fue hasta la mañana del miércoles 26 de diciembre que iniciaron un nuevo barrido por el lugar se encontraron con el cuerpo de Hans.

Lea también: Sigue búsqueda de niño desaparecido desde hace tres días en Caldas

El secretario de gobierno de Caldas Carlos Alberto Piedrahita, aseguró en su momento en rueda de prensa que “una posible hipótesis sería una muerte accidental, pues presentaba un trauma craneocefálico severo, y que cerca al cuerpo había una linterna, lo que hace presumir que cuando se dirigía a casa de su abuela, se perdió y rodó por el lugar, ya que es un terreno oscuro y agreste”.

Las autoridades en Caldas, adelantan las investigaciones para establecer los responsables y lograr su captura.

Las exequias del niño Hans se adelantarán la tarde de este jueves 27 de diciembre en el puerto caldense de La Dorada donde vivía con sus papás.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido