Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Vacunación de adultos mayores /Vacuna contra covid / Vacunación en Colombia
Inaldo Pérez / Sistema Integrado Digital

El inconformismo del grupo de adultos mayores denominado 'la rebelión de las canas' por estar encerrados por cerca de tres meses por prevención a consecuencia de la pandemia del coronavirus se extendió al Consejo de Estado.

El grupo de adultos mayores que ganó una tutela para poder movilizarse en medio de la pandemia, ahora demandó las normas expedidas por el Gobierno del presidente Iván Duque que ordenaron su confinamiento cuando inició el brote del virus en el país.

Le puede interesar: Corte Suprema revivió proceso contra Alejandro Ordóñez por calumniar a Piedad Córdoba

El Consejo de Estado, en su sección primera, aceptó estudiar el recurso. Se trata de una demanda de nulidad contra los decretos 749 y 847 de 220 que impartieron instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del coronavirus (covid-19).

En la demanda también piden tumbar o anular la resolución 464 de 2020 “por la cual se adopta la medida sanitaria obligatoria de aislamiento preventivo, para proteger a los adultos mayores de 70 años” y el numeral 2.2. del artículo 2 de la Resolución 844 de 2020 “por la cual se prorroga la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus que causa la Covid–19”

Los argumentos de la demanda son los mismos de la tutela, “la medida de confinamiento obligatorio de personas mayores de 70 años es discriminatoria” y “afecta gravemente algunos derechos fundamentales y se le debe aplicar un test intermedio de razonabilidad para evitar su constitucionalidad”.

Sobre ese caso, el constitucionalista Rodrigo Uprimny advirtió en una de sus columnas que, aunque la medida "pareciera lógica y humana" para proteger a los adultos mayores de la muerte por el contagio de coronavirus, la realidad es que “es discriminatoria”.

Lea también: La JEP cuestionó garantías de seguridad a firmantes de paz en el Meta

“El problema del razonamiento del Gobierno es que minimiza el uso de un criterio de diferenciación (ser adulto mayor), que en principio está prohibido por la Constitución, por las discriminaciones crecientes que sufre esa población, por lo que debería ser empleado solo en condiciones muy estrictas”, se lee en la columna titulara ‘En defensa de la rebelión de las canas’, publicada en el portal Dejusticia.

El pronunciamiento que emita el Consejo de Estado al respecto podría sentar las bases para que la expedición de ese tipo de normas no se vuelva a producir en el país. 

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.