Cargando contenido

Asegura que aún tiene mucho por contar con relación a su actuación como exjefe paramilitar.

Salvatore Mancuso.
Salvatore Mancuso, exjefe paramilitar.
Foto: Colprensa

El extraditado exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso, quien permanece recluido en una cárcel de los Estados Unidos, solicitó a los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (Jep), ser acogido para ese tribunal especial.

Asimismo, cuestionó de manera enfática lo logros obtenidos por parte de la Ley de Justicia y Paz, que se implementó durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

“Quiero decirles que la Ley de Justicia y Paz, debido a las fallas conceptuales y múltiples deficiencias, está en agonía y no se vislumbra una fecha para terminar ese proceso; recordemos que fui el primero en advertirlo en el año 2006”, dijo Mancuso.

Lea también: Iniciativas ciudadanas se respetan: Duque sobre referendo para derogar la JEP

Asimismo, sostuvo que “como estaba concebida la ley 975 de 2005 y la metodología empleada, nos íbamos a demorar más de cien años para cumplir con los procedimientos, entre ellos el de repetir los mismos hechos en audiencias con diferentes nombres y que conste que para ese momento aún no estábamos extraditados”.

Según Mancuso, por este preocupante escenario de la Ley de Justicia y paz es que destaca la concepción de una JEP prevalente, independiente, que cuenta con una normatividad propia.

Ojalá esa concepción de transicionalidad e independencia jurídica no se pierda, esa confianza depositada por el Congreso en un tribunal diferente es la mayor demostración de que han aprendido de los vacíos e indefiniciones de la Ley de Justicia y Paz”, agregó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido