Cargando contenido

Cristian Andrés Vargas había sido deportado a Colombia y en junio de 2017 fue capturado en el aeropuerto El Dorado.

Juan Manuel Santos
Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos firmó una resolución por medio de la cual negó la extradición de Cristian Andrés Vargas Henao a la justicia mexicana, al considerar que no se pudo establecer que el joven estaba traficando o distribuyendo el medicamento a terceras personas, cuando fue detenido por portar dos pastillas de un calmante.

En la decisión el jefe de Estado tuvo en cuenta las consideraciones de la Corte Suprema de Justicia que en su momento aseguró que Vargas Henao utilizaba el medicamento para tratar un problema de salud relacionado con el trastorno de sueño.

De esta manera el Gobierno y la justicia colombiana coincidieron en que el pereirano no puede ser entregado en extradición, al no cumplirse con la totalidad de exigencias legales para la entrega al país centro americano.

Vargas Henao vivía en el municipio de Xochitepec, estado de Morelos, en el centro de México. El 20 de enero de 2016 fue abordado por una patrulla cuando transitaba por la calle, en ese momento fue requisado y minutos más tarde le hallaron en una bolsa del pantalón 2 pastillas de Clonazepam.

El colombiano fue deportado y el 3 de junio de 2017 intentó salir del país, pero cuando se encontraba en el aeropuerto ElDorado de Bogotá fue capturado, por no haberse presentado ante la justicia mexicana, por lo que en su contra fue activada una circular roja de Interpol.

Cristian de 27 años lleva 8 meses en la cárcel Picota de Bogotá a la espera de su extradición. Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación ya canceló la orden de captura con fines de extradición.  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido