Cargando contenido

Un fuerte dispositivo de seguridad acompañó la caravana judicial.

Soldados violadores
Fiscalía General

En vehículos particulares y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad adelantado por la Policía de Risaralda y el CTI de la Fiscalía, fueron enviados a un batallón del municipio de Bello (Antioquia) los siete soldados señalados de haber abusado sexualmente de una niña indígena, perteneciente a la comunidad indígena Menduará del Resguardo Gito Dokabú, del municipio de Pueblo Rico en Risaralda.

La caravana partió esta madrugada desde la ciudad de Pereira hacia el Batallón Pedro Nel Ospina del municipio de Bello. En esa guarnición militar los uniformados tendrán que cumplir con la orden de privación de la libertad emitida por un juez de control de garantías, tras haber aceptado cargos por el delito de acceso carnal contra la niña perteneciente a la comunidad embera.

Los uniformados hacían parte de un pelotón que cumplía labores de vigilancia y control en la zona limítrofe entre los departamentos de Risaralda y Chocó.

Le puede interesar: Armada verifica denuncia de supuesta prostitución infantil en batallón de Pizarro, Chocó

El traslado se realizó por la orden de un juez, quien precisó que los soldados deberán permanecer detenidos en una guarnición militar que cuente con las condiciones necesarias para su reclusión.

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, seis de los siete soldados fueron imputados como coautores del abuso sexual a la menor, mientras que el otro uniformado figura en calidad de cómplice. Los delitos fueron aceptados por los uniformados, a quienes les faltaban seis de los 18 meses del servicio militar que prestaban.

Los militares fueron identificados como Juan Camilo Morales Poveda, Yair Stiven González, José Luis Holguín Pérez, Juan David Guaidi Ruiz, Óscar Eduardo Gil Alzate, Deyson Andrés Isaza Zapata y Luis Fernando Mangareth Hernández.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido