Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El Redentor.
Centro de reclusión de menores El Redentor.
Foto: Colprensa

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) confirmó que fueron suspendidas las visitas de familiares y allegados a jóvenes del sistema de responsabilidad adolescente de esa entidad hasta nueva orden, como forma preventiva para evitar el contagio de la COVID-19.

De acuerdo con esa institución, se va a garantizar que los menores de edad tengan conexión con sus familiares y allegados por vías no presenciales y que los programas educativos quedan suspendidos, a la espera de lo que dispongan las instituciones para su continuidad.

Lea también: Icbf ha atendido a más de 1.200 menores vulnerados durante la cuarentena

"Se suspendieron hasta nueva orden los permisos de estudio de adolescentes y jóvenes privados de la libertad. El proceso académico continuará bajo las indicaciones dadas por los establecimientos educativos", aseguró el Bienestar Familiar a través de un comunicado.

"Se suspendieron temporalmente las visitas de familiares o cuidadores en todas las unidades de servicio. Se tomaron medidas para garantizar el contacto permanente entre el niño, niña o adolescente y su familia a través de las llamadas telefónicas o video llamadas", agregó.

El ICBF explicó también que los jóvenes que están en libertad pero que hacen parte de los procesos del sistema de responsabilidad penal adolescentes o prestan un servicio a la comunidad, contarán con tareas para su casa durante la cuarentena por la COVID-19.

"Para el caso de los adolescentes y jóvenes que se encuentran en modalidad de libertad vigilada o prestando servicios la comunidad, se estructuró un plan individual para desarrollar en casa con monitoreo virtual o telefónico", aseguró el Bienestar Familiar.

Lea acá: ICBF desmiente terminación de contratos a madres comunitarias como se afirma en redes

Estas decisiones se suman a otras tomadas por el instituto como el aislamiento total de los menores de edad que están bajo programas de primera infancia o hacen parte de la protección del mismo, con el fin de evitar la propagación de ese coronavirus.

Pese a esto, continúa la atención y el desarrollo de los programas educativos y de acompañamiento por medio de vías digitales y telefónicas, por las que las madres comunitarias y agentes educativos dan pautas de crianza a padres y cuidadores, mientras se supera la emergencia en salud.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.