Cargando contenido

El próximo 12 de febrero iniciará el juicio contra Hugo Alejandro Zabaleta Sossa.

La porrista de Millonarios, Luisa Fernanda Ovalle, un caso aún sin resolver.
La porrista de Millonarios, Luisa Fernanda Ovalle, un caso aún sin resolver.
Colprensa

Para el próximo 12 de febrero está fijado el inicio del juicio en contra de Hugo Alejandro Zabaleta Sossa, por su presunta participación en el asesinato de la porrista de Millonarios Luisa Fernanda Ovalle, en hechos registrados en la noche del 30 de noviembre de 2013 en el barrio Castilla, sur de Bogotá.

En dicha diligencia judicial la Fiscalía General presentará el escrito de acusación contra Zabaleta Sossa por el delito de homicidio agravado. En el documento se señala que el hombre abordó a la joven de 17 años en el parque Los Ángeles, con la única intención de robarle el bolso.

En contexto: Fiscalía llamó a juicio a implicado en crimen de la porrista de Millonarios

En el forcejeo, el hombre habría sacado un cuchillo de su chaqueta y acto seguido le intentó cortar las manos para que soltara el bolso. Debido a la resistencia de la joven para no soltar sus elementos, el atacante la apuñaló dos veces en el pecho, afectando seriamente su pulmón izquierdo.

Para sustentar la teoría del caso, el ente investigador citó la declaración de Juan Gabriel Billabón Guarnizo, quien se encontraba departiendo con unos amigos y vecinos en una tienda cercana al parque.

En un momento “tuvo necesidad de ir al baño”, sin embargo “el retrete del establecimiento estaba ocupado” por lo que decidió dirigirse al canal de aguas lluvia. “Estando allí escuchó los gritos de Luisa Fernanda Ovalle Chávez quien pedía ayuda y forcejeaba con el imputado”.

La Fiscalía General sostiene que pudo observar “el momento en el que Hugo Alejandro Zabaleta Sossa sacó de la pretina del pantalón un arma que reconoció como un cuchillo y la lesionó a la altura del pecho”.

Lea también: El testimonio clave en investigación por asesinato de la porrista de Millonarios

Igualmente el ente investigador tiene otros seis testigos presenciales, entre ellos la mujer que llevó a Luisa Fernanda a la Clínica de Occidente. También cuenta con los análisis de los videos de las cámaras de seguridad de la zona, el cuchillo y la chaqueta que fueron hallados en el lugar.

De ser declarado culpable, Zabaleta Sossa podría pagar una condena entre los 13 y 25 años de cárcel. El procesado se encuentra privado de su libertad desde el 3 de agosto de 2018, en la cárcel La Modelo de Bogotá.

Las incongruencias

La defensa de Hugo Alejandro Zabaleta Sossa sostiene que existen muchas incongruencias en el relato del testigo estrella de la Fiscalía en esta investigación. Sosteniendo que en un principio el mismo ente investigador había rechazado la declaración de Billabón Guarnizo.

Le puede interesar: Familia de porrista de Millonarios pide máxima condena para presunto asesino

Reconoce que cuatro años después la misma declaración recobró vida y el testigo, quien reconoció haber tomado más de nueve cervezas esa noche. Considera que incluso ha cambiado su versión sobre el punto exacto en el que ubicó esa noche y vio el ataque a la porrista.

La abogada Myriam Pachón, quien representa al procesado, reconoció que en una versión aseguró que estaba a 100 metros del lugar donde se presentaron los hechos. Al hacer la prueba técnica es casi imposible tener una visualización clara en esa zona.

Lea además: Lo que se sabe del presunto asesino de la porrista de Millonarios

A esto se le suma la fuerte lluvia que estaba cayendo esa noche, la poca luz del parque y la gran cantidad de árboles. Igualmente, aseguró que el testigo clave no ha podido ser contactado nuevamente por las autoridades para verificar su versión.

“Miente, es incoherente, no tiene lógica. Después de ver que le habían pegado esas puñaladas se fue donde estaba tomando para pedir una cerveza y fumarse un cigarrillo. Dice que le dijo a la mamá pero cuando vio a los de la Dijín recolectando pruebas y no fue capaz de decir nada por miedo”, precisó la abogada.  

“Le dio tanta tristeza que fue a buscar a la Sijín para servir de testigo y cuando vieron que supuestamente podía utilizar le dieron 10 millones de pesos y yo voy y le pregunto a la Fiscalía que necesito la declaración me dicen que ya no está en el programa de protección a testigos”, indicó.

En este punto señaló que todas las características físicas que describió el testigo estrella no coinciden con la realidad. “Describen a una persona de 1,75 de estatura y Hugo Alejandro mide 1,83”.

Igualmente aseveró que la tesis del caso es que se trató de un hurto, sin embargo los celulares que portaba la joven en su maleta fueron encontrados por las autoridades, hecho por el cual la hipótesis se caería.  

La jurista sostiene que es de vital importancia su presencia en el juicio para ser interrogado y contrainterrogado. Otro de los testigos que se espera que asista es el jefe de la investigación, esto con el fin de saber cómo fue el proceso de identificación y la forma en cómo se adelantó la revisión de las pruebas.

En este punto reconoce que ni el FBI pudo identificar al autor del ataque debido a la baja calidad de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido