Cargando contenido

Los testigos concuerdan que uno de los medios de entrega de esa comisión fue un contrato ficticio por 10.000 millones de pesos.

Santos Presidente
Según Otto Bula, el Senador Elías sirvió de intermediario entre Andrade y Martorelli.
Colprensa

La sentencia de la condena anticipada del senador Bernardo Miguel 'ñoño' Elias de seis años y ocho meses de prisión por su responsabilidad en los sobornos de Odebrecht, guarda las declaraciones de cuatro testigos claves en el proceso, quienes concuerdan que los dineros de una obra ficticia habrían tenido como destino final la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en el 2014.

Se trata de las declaraciones de Eleuberto Martorelli, Subdirector de Operaciones de Odebrecht, el exsenador Otto Nicolas Bula, el empresario y representante del Consorcio Sion, Gabriel Alejandro Dumar Lora, y el propio senador Bernardo Miguel Elias.

Dice el escrito que Martorelli reconoció que contrató a Bula para agilizar la entrega del proyecto del tramo Ocaña-Gamarra y tener la certeza del otrosí n.° 6”, que Bula logró a través de "las comisiones de presupuesto del Congreso de la República y con la Agencia Nacional de Infraestructura-ANI, presidida por Luis Fernando Andrade Moreno”.

Luego, con el senador Elias, “se fijó una comisión del 4% del valor del contrato, pretensión a la que accedió Martorelli. La distribución de ese porcentaje fue, entre otros, 2% para Elías Vidal y su grupo y 0.5% para Bula”.

Los testigos concuerdan que "uno de los medios de entrega de esa comisión fue un contrato ficticio por 10.000 millones de pesos, celebrado entre la Concesionaria Ruta del Sol y el consorcio SION, representado por Dumar”.

La Corte constató que “en marzo de 2014, el porcentaje correspondiente al anticipo (20%) se lo reclamaban con urgencia porque era época electoral y lo requerían para la campaña 'Santos Presidente'. El 80% restante se entregó el año siguiente, en la misma forma"

Según Otto Bula, el Senador Elías sirvió de intermediario entre Andrade y Martorelli, quienes se reunieron tres o cuatro veces en el apartamento del congresista y otras tantas en la ANI.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido