Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Fotos de Colprensa

Uno de los abogados de la familia de Álvaro Gómez Hurtado afirmó ante los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, exjefe máximo de las Farc no ha aportado pruebas que conduzcan a demostrar que esa guerrilla cometió el magnicidio del dirigente conservador.

Lea además: Las Farc iban a atentar contra el entonces presidente Santos: Timochenko

Así lo señaló el abogado Bernardo Henao tras interrogar a 'Timochenko' sobre las evidencias u otros elementos que poseía en relación con este crimen.

"Más complicado también para nosotros que se asuma una responsabilidad sin soporte probatorio, sin ninguna relevancia de elementos  técnicos que demuestren esa participación como lo establece el código sobre la confesión", dijo el abogado Henao.

El jurista instó a Timochenko a presentar dichas evidencias argumentando que toda confesión tiene que ser demostrada y probada.

"Entonces, porque asuman esa responsabilidad en función del proceso de paz, nosotros tengamos que aceptar esa participación en el magnicidio, es totalmente descabellado. Para nosotros en los hechos se aporta la verdad, es entregando las pruebas correspondientes y no sólo con una versión", agregó.

'Timochenko' aseguró ante la JEP que el crimen de Álvaro Gómez Hurtado se cometió porque era considerado un enemigo de las Farc, pero señaló que él como miembro del secretariado sólo se enteró de ese homicidio  tras un mensaje del jefe guerrillero Jorge Briceño, alias ‘El Mono Jojoy’, en el que comunicó que la Red Urbana Antonio Nariño había asesinando al excandidato presidencial.

Lea además: Intentan revivir investigación contra Ernesto Samper por magnicidio de Gómez Hurtado

Esta declaración la entregó en desarrollo de la versión rendida en audiencia virtual ante los magistrados de la JEP por el magnicidio del líder político Álvaro Gómez Hurtado, su escolta Jóse del Cristo Huertas y otros cinco crímenes como lo son los de: Hernando Pizarro León-Gómez, José Fedor Rey, Jesús Antonio Bejarano, el general (r) Fernando Landazábal Reyes y Pablo Emilio Guarín.

De igual forma, pidió perdón a la familia de Álvaro Gómez y de las otras cinco personas sobre las cuales el entonces secretariado de las Farc aceptó su autoría.

Rodrigo Londoño negó que las antiguas Farc estén encubriendo a un grupo armado o persona tras confesar su responsabilidad con estos homicidios y afirmó que en el caso de Álvaro Gómez esa guerrilla actuó sola.

“Esos casos fueron definidos por el secretariado y en ese momento ninguno de nosotros fijó una posición condenandolos o diciendo que nos habíamos equivocado o que no se debió haber hecho (...) ¿qué razones podríamos tener nosotros de peso para mentir al asumir una responsabilidad de estas tan compleja, tan delicada y que tiene un alto costo?”, agregó Timochenko.

Las Farc iban a asesinar a Santos

 En la misma diligencia ante la JEP ‘Timochenko’, reveló  que en el inicio de los diálogos de paz se planteó cometer un atentado contra el entonces presidente de la República Juan Manuel Santos.

Sin embargo, sostuvo que el extinto jefe de las Farc Alfonso Cano, frenó esa acción que tenía lista un comando de esa antigua guerrilla.

Le puede interesar: La teoría de Ernesto Samper sobre el crimen de Álvaro Gómez Hurtado

Según Timochenko, esta fue la única ocasión que recuerda en la que se haya discutido la posibilidad de atentar contra una persona de alto nivel al interior del secretariado de las antiguas Farc.

“Alfonso Cano, él nos informa que un comando está listo para atentar contra la vida en ese momento del presidente Juan Manuel Santos, se estaba en los primeros diálogos  (Sic).... hubo el debate frente al tema del atentado personal, lo que eso significaba y en últimas él tomó la decisión que eso no se iba a ejecutar porque no sería ético actuar contra una persona con la cual en ese momento se estaba dialogando”, agregó Timochenko.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.