Cargando contenido

En el día de su cumpleaños, el niño sufrió las graves lesiones que desencadenaron en la muerte. 

Niño internado en un hospital
Niño internado en un hospital
Ingimage (Referencia)

Las autoridades continúan con la investigación sobre la tortura y muerte a un niño de tres años en Ibagué (Tolima), en hechos ocurridos el pasado 10 de noviembre de 2018. Dos meses después, el caso parece tomar forma e indicaría que el propio papá del niño sería el responsable del cruel acto

La indagación inició luego de que el hombre, identificado como Didier Fabián Gallardo Tapiero, llegara hasta un hospital de Ibagué asegurando que su hijo se había ahogado con alimentos. En sus brazos llevaba al pequeño de tres años, quien llegó en grave estado de salud y momentos después falleció. 

Lea aquí: Hans Tafur y el flagelo de los niños violentados en Colombia

Tras ser indagado por los hechos que habrían desencadenado el grave estado de salud del niño, Gallardo Tapiero aseguró a los médicos que el bebé se encontraba almorzando y que, mientras entró al baño, el pequeño se ahogó. El hombre al parecer se dio cuenta de que los profesionales ya habían evidenciado marcas en el cuerpo del menor de edad y trató de justificarlas diciendo que al salir del baño se dio cuenta que su hijo se estaba ahogando y que al tratar de alzarlo se le cayó y se golpeó la cabeza. 

Sin embargo, esta historia no fue creíble para los médicos ya que el niño presentaba delicadas lesiones por golpes en diferentes partes del cuerpo, además de signos de mordiscos y laceraciones

Inmediatamente el hombre fue detenido y la Fiscalía inició labores para judicializar a Didier Fabián Gallardo Tapiero, como presunto agresor, ya que tenía el niño bajo su custodia y se encontraba con él en el momento del supuesto accidente. El hombre fue vinculado a la investigación y además se conoció que tenía una orden de captura por el delito de hurto calificado

Le puede interesar: Cinco años de cárcel a mujer que torturó a sus dos niñas

Luego de las pruebas recolectadas, la Fiscalía le imputó a Gallardo Tapiero cargos por los delitos de homicidio agravado y tortura agravada, los cuales no fueron aceptados por el señalado.  

El ente acusador continúa recaudando pruebas en las que espera demostrar que la muerte del niño, mientras estaba a cargo del capturado, no se trató de un accidente ya que la inspección del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) al cadáver del niño, quien estaba cumpliendo años el día de su muerte, arrojó que el menor de edad había sido víctima de tortura durante algún tiempo, debido a las lesiones que presentaba.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido