Cargando contenido

Hugo Aguilar fue capturado en Bucaramanga por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Ex gobernador de Santander, Hugo Aguilar
El ex gobernador de Santander, Hugo Aguilar, su exesposa Mónica María Barrera y un testaferro identificado como Yeison Albeiro Sáenz Plazas fueron capturados.
Foto: Archivo Colprensa

A Bogotá en un vuelo comercial fueron trasladados el exgobernador de Santander, Hugo Aguilar Naranjo, su exesposa Mónica María Barrera Carreño y Yeison Albeiro Sáenz Plazas, capturados por su presunta responsabilidad en los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

A la capital de la Repúbllica también será trasladada Socorro Carreño, exsuegra de Aguilar, investigada por los mismos delitos.

La Fiscalía luego de un proceso de más de dos años estableció que Aguilar Naranjo utilizó a familiares y terceras personas para hacer triangulaciones comerciales, con el fin de legalizar y ocultar recursos obtenidos en su vínculo con el bloque Central Bolívar de las autodefensas, el cual está desmovilizado.

Dentro de la investigación se confirmó que no existe justificación ni soporte frente a los $2.500 millones que harían parte del capital del exgobernador y evidenciaron ingresos elevados en algunos de sus familiares, los cuales tampoco pudieron ser justificados.

En total fueron cuatro órdenes de captura tres de las cuales se hicieron efectivas en Bucaramanga y una más en San Gil, la de la exsuegra.

La Fiscalía también anunció que pedirá el embargo de 33 bienes que le fueron identificados al exgobernador Hugo Aguilar y su núcleo familiar cuyo valor comercial asciende a más de 15 mil millones de pesos.

El detonante dentro de esta investigación fue la aparición del exmandatario con un vehículo tipo Porshe por las calles de Bucaramanga, cuyo costo en el mercado puede alcanzar los $300 millones.

Para las personas que lo vieron en el vehículo esto fue un desafío al acuerdo que el exmandatario había hecho para la reparación de las víctimas por $6 mil millones, en donde se había establecido un pago de $500 mil, ante las dificultades económicas que argumentó.

El fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, había anunciado el año pasado que sobre esa base iba a ahondar en la investigación, la cual avanza con la expedición de las capturas de estas cuatro personas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido