Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
Colprensa

La Corte Suprema de Justicia ordenó mantener la condena de más de 45 años de prisión contra Ricardo Enrique Gonzales Tovar, quien en el 2011 le propinó varias heridas con arma blanca a su esposa y posteriormente asesinó a sus dos hijas menores de edad.

Gonzales había sido declarado como inimputable y permanecía en un centro psiquiátrico, pero la Corte ordenó tumbar esa decisión y trasladarlo a una cárcel para hacer efectivo el cumplimiento de la condena en su contra.

De acuerdo con ese tribunal, no fue suficiente el examen que presentó la defensa para lograr la inimputabilidad por un supuesto trastorno mental, pues se debieron valorar las declaraciones de la víctima y la violencia doméstica que se registró en este caso.

Lea también: Nadie puede prohibir el derecho a protestar: exmagistrado Osuna por fallo que deroga permiso de marchas

“La sola manifestación de un perito no es suficiente para determinar que alguien es inimputable”, advirtió la Corte.

Después de analizar todas las pruebas del caso, ese tribunal precisó que las condiciones médicas anteriores a los hechos “no daban cuenta de una afectación psicológica y nunca antes del asesinato de sus hijas había tenido una consulta por una enfermedad psiquiátrica”.

Los hechos se registraron en Puerto Salgar (Cundinamarca), cuando la esposa de Tovar decidió separarse por la constante violencia e infidelidad de la cual era víctima.

En la mañana siguiente de informarle la decisión que había tomado y antes de que ella saliera de la vivienda, él la agredió con un cuchillo. En medio del ataque, su hija adolescente intervino para defenderla y también fue atacada.

Le puede interesar: Duque, optimista por el no que darían los colombianos a los demagogos en elecciones

La mujer fue a buscar un elemento con la que se había defendido en pasadas agresiones y observó que Tovar estaba agrediendo también a su hija menor, quien falleció minutos después.

La mujer y la otra adolescente fueron auxiliadas por la comunidad y trasladadas a centros de salud. La menor falleció como consecuencia de las heridas que recibió y la mujer estuvo varios días en delicado estado de salud, como consecuencia de las lesiones.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.