Cargando contenido

La Fiscalía hizo un fuerte llamado de atención para denunciar oportunamente estos casos.

Referencial sobre maltrato a menores de edad
AFP

La Fiscalía General de la Nación reveló un preocupante informe que advierte que durante lo corrido de este año se han presentado tres casos en los que se estableció que los padres fueron los agresores y causaron la muerte a sus hijos, en medio de un contexto de maltrato.

Ante este preocupante panorama la Fiscalía General ordenó priorizar durante esta época de aislamiento preventivo obligatorio, los delitos como el homicidio y todo tipo de agresiones contra niñas, niños y adolescentes.

La jefa de la unidad Delegada para la Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General, Carmen Torres, reportó que uno de los casos más recientes se registró en el sur de Bogotá, por el cual un juez envió a la cárcel a una pareja de extranjeros como presuntos responsables del homicidio de su hijo menor de cuatro años de edad.

Le puede interesar: Consejo de Estado ordena a la Cámara posesionar a Ángela María Robledo

La solicitud fue realizada por un Fiscal de la Unidad de Vida, adscrito a la Dirección Seccional de Bogotá, que recolectó toda una serie de elementos materiales que permitieron vincular a los padres del menor en estos graves hechos.

Según los investigadores, el 3 de junio pasado el menor fue llevado por su madre y su padrastro al CAMI del barrio Patio Bonito, sin signos vitales. 

Sin embargo, el reporte médico permitió detectar que el menor de edad presentaba lesiones y quemaduras en un 80 por ciento de su cuerpo.

Asimismo, el dictamen practicado por los expertos del Instituto Nacional de Medicina Legal y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar establecieron que el menor falleció producto de maltrato infantil agudo y crónico. 

“De acuerdo con las cicatrices encontradas, al parecer el niño venía siendo agredido de tiempo atrás”, señaló la fiscal Carmen Torres.

Lea también: Policía perdió parte de un dedo tras recibir un mordisco de un borracho en Bolívar

También se verificó, gracias a los testimonios recolectados, que desde hace dos años el padrastro venía maltratando al menor, muchas veces en presencia de la mamá, quien nunca denunció el hecho ante las autoridades competentes.

Por estos hechos, la Fiscalía General le imputó cargos por  los delitos de homicidio agravado, en concurso heterogéneo con violencia intrafamiliar, y favorecimiento al homicidio en concurso heterogéneo con violencia intrafamiliar.

En atención a la gravedad de la hechos, la madre del menor podría enfrentar una condena de entre los 5 y los 18 años de prisión y el padrastro una pena que oscila entre los 30 y los 50 años de cárcel.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido