Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Catalina Uribe Noguera y su hermano Francisco.
Catalina Uribe Noguera y su hermano Francisco.
Foto: Colprensa

La Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá destrabó el proceso que se adelanta en contra de los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera por su presunta participación y conocimiento en los hechos que rodearon el secuestro de la niña Yuliana Samboní el 4 de diciembre de 2016 en el norte de Bogotá.

Con ponencia del magistrado Gerson Chaverra Castro, el Tribunal Superior declaró improcedente el recurso de apelación presentada por la defensa de los Uribe Noguera en contra de la decisión de un juez de conocimiento de Bogotá que avaló los testimonios de un grupo de personas que participaron en el operativo de búsqueda de la menor de siete años de edad.

Igualmente se ordenó utilizar en juicio las conversaciones de WhatsApp entre Rafael Uribe Noguera -condenado a 58 años de prisión por el secuestro, violación y asesinato de la menor- y sus dos hermanos en la tarde del domingo del 4 de febrero cuando las autoridades ya habían iniciado la búsqueda.

Estas conversaciones fueron eliminadas por los ahora procesados, hecho por el cual la Fiscalía General le solicitó a las autoridades de los Estados Unidos ayudar a recuperar estos textos. Esta es una de las pruebas clave en el escrito de acusación.

Con esta prueba, el ente investigador busca demostrar en los estrados judiciales que los hermanos Uribe Noguera tenían conocimiento claro sobre la ubicación de su hermano Rafael, información que le fue ocultada a los agentes del Gaula de la Policía que se comunicaron en repetidas oportunidades con ellos.  

En el escrito de acusación se señala que en repetidas oportunidades Francisco se comunicó con Catalina para indicarle que las autoridades buscaban a su hermano. Tras esto se pusieron cita en el edificio donde vivía Rafael en el sector de Chapinero Alto.

 

 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.