Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Render del metro elevado de Bogotá
Render del metro elevado de Bogotá
Twittr: @MetroBogota

El alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, aseguró que “le da mucho gusto” el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que se inclinó en favor de la Empresa Metro de Bogotá y falló a favor de que al obra sea elevada y no subterránea.

"Me da mucho gusto que el Tribunal de Cundinamarca haya fallado a nuestro favor, porque más allá de la ‘carreta’ que se habla, cuando llegamos (…) no había ningún proyecto listo para empezar un Metro”, dijo Peñalosa al ser consultado por los periodistas.

Aseguró que, cuando llegó a la Alcaldía de Bogotá “no se habían ni siquiera terminado 2 de los 20 pasos que hemos llegado hasta el momento. El metro subterráneo no era viable, además que hubiera sido muy desagradable para los ciudadanos”.

El tribunal negó las pretensiones del demandante Fabio Prieto Méndez, miembro y vocero de la Veeduría Ciudadana de “Vecin@s del Metro”.

Según el fallo, el Distrito no vulneró los derechos fundamentales de los ciudadanos al cambiar el diseño del Metro subterráneo por el elevado, ya que fue modificado por motivos financieros.

El alcalde Enrique Peñalosa señaló que espera este año se abra licitación para la construcción del metro elevado.

"Más que carreta, más que política, lo que nosotros hacemos son obras. Y estaremos abriendo la licitación para la construcción del metro, en octubre de este año", precisó.

La demanda presentada por Prieto Méndez argumentaba que “el amparo de los derechos e intereses colectivos a la participación ciudadana, a la defensa del patrimonio público y al derecho a la seguridad y prevención de desastres previsibles técnicamente, que considera afectados con motivo de la decisión adoptada en el sentido de construir un metro de superficie para la ciudad de Bogotá”.

No obstante, el Tribunal de Cundinamarca señala que no se encuentra probada la vulneración o amenaza de los derechos colectivos a la Defensa del Patrimonio Público y a la Moralidad Administrativa.

Los nuevos estudios pretenden adecuar la ejecución del proyecto a la capacidad económica de la Nación (que debe financiar un 70% del total de la obra) y del Distrito (que financiará el 30% restante) para lograr una adecuada gestión de los recursos públicos y prevenir un detrimento patrimonial que pueda afectar las erarios públicos, en deterioro de otros proyectos de importancia social”, reseña.

Se espera que la primera línea del metro de la ciudad esté lista para el 2024.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.