Cargando contenido

El fallo en segunda instancia de una tutela no ordena su reintegro a la empresa, pero sí obliga a que sea escuchado en versión libre.

Luis Felipe Gómez en el video que publicó en sus redes sociales
Luis Felipe Gómez en el video que publicó en sus redes sociales
Foto del video

Luis Felipe Gómez, el aficionado colombiano al fútbol que se hizo tristemente célebre por aparecer en un video aparentemente consumiendo licor dentro de un estadio en Rusia, en el Mundial del año pasado, habló por primera vez ante un medio de comunicación.

Y lo hizo para entregar las explicaciones de lo que ocurrió en aquella ocasión cuando se generó la polémica y fue señalado de haber ingreso bebidas alcohólicas en unos binoculares al partido que jugaba Colombia contra China, en ese campeonato.

Gómez entabló una tutela asegurando que no fueron respetados sus derechos y la justicia falló a su favor.

El hombre relató en RCN Radio que estaba con su esposa y dos amigas y saludaron a unos conocidos en la tribuna, quienes le ofrecieron un trago de licor. Asegura que fue tergiversado el contexto de lo ocurrido y, por eso, fue despedido de Avianca, empresa en la que laboraba.

Ante lo ocurrido, Gómez explicó que se comunicó con sus jefes directos tras conocer su despido pero no fue escuchado, a pesar de haber solicitado reuniones y haber enviado una carta explicando lo que pasó.

Lea tambiénYo no ingresé el licor al estadio: colombiano señalado de "burlar la seguridad rusa"

"Lo único que hice, por medio de consejos de los amigos, familiares y abogados, fue entablar una tutela con el objetivo de que me escucharan y se dieran cuenta de los hechos como pasaron", relató Gómez.

Audio

Luis Felipe Gómez, el colombiano perjudicado en el Mundial Rusia

0:27 5:25

Juan Felipe explicó con RCN Radio que reconoce haber consumido licor dentro del estadio pero afirma que él no lo ingresó.

"Lo que yo aclaré desde el primer momento fue eso y era lo que buscaba con la empresa, independientemente del despido, era que me escucharan y que se dieran cuenta de cómo habían manejado las cosas para que esto no se repitiera con ningún funcionario de esa empresa, ni nadie en Colombia", dijo.

Relató que en primera instancia la tutela que interpuso lo favorecía y en segunda instancia se ratificó la decisión.

Según Gómez, la tutela resolvió amparar los derechos fundamentales a la dignidad, al buen hombre, a la honra, a la presunción de inocencia y al trabajo ante la empresa que lo empleaba.

Sin embargo, ese mecanismo jurídico no ordenó que fuera reintegrado Gómez, quien aseguró que solo quería ser escuchado.

De esta manera Avianca, según el fallo en segunda instancia, deberá escuchar a Gómez mediante versión libre sobre lo ocurrido.

Adicionalmente, Gerardo Grajales, directivo de Avianca Cargo y Avianca Holding, deberá rectificar la información entregada al diario El Espectador que hablaba sobre lo ocurrido, según lo que dijo.

"Me dejaron por el piso", afirmó Luis Felipe.

Lea tambiénHinchas colombianos piden perdón en sede de embajada de Japón

Gómez relató que en el fallo que lo favorece se compulsaron copas a la Fiscalía General de la Nación para que Grajales sea investigado por la presunta comisión del delito de calumnia.

La empresa también deberá rectificar los trinos emitidos sobre el Gómez, quien se mostró contento y agradecido con la justicia por la decisión tomada.

"Siempre hay una forma elegante de cerrar los capítulos. Más con un empleado de 11 años de confianza que se mataba las pestañas por el mundo sacando el nombre de la empresa adelante. Ahora, con mucha tranquilidad a cerrar esta página, esperar que cumplan con el fallo porque el de primera instancia lo impugnaron y solo han cumplido con algunas cosas, no con todas", concluyó Gómez.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido