Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon

Al revisar una tutela presentada por la Fundación para la Atención de la Niñez en el departamento, la Corte encontró que la población infantil de cuatro comunidades indígenas de la región “padece serias limitaciones en la atención en salud, alimentación, acueducto y saneamiento básico”.

Se trata de los menores de las comunidades Embera (Katíos, Chamí y Dobidá), Wounaan y Tule, ubicados en los municipios de Lloró, Bajo Baudó, Alto Baudó, Riosucio y Bagadó.

Según los reportes, debido a las falencias en los servicios de salud, de alimentación, nutrición y de educación por parte del Estado, “se han evidenciado graves problemas de desnutrición infantil, salubridad pública, inasistencia en salud, precariedad en la cobertura y calidad educativa”.

Añaden los reportes que con “ocasión de esta problemática se ha reportado incluso la muerte de varios menores indígenas por causas asociadas a desnutrición”.

Por ello, la sala ordena elaborar un diagnóstico completo y detallado acerca de la situación de los niños.

Además, se deben identificar medidas específicas de protección a corto, mediano y largo plazo en favor de los menores.

Ordena también entregar cuatro informes que contengan cronograma, diagnóstico, propuestas y financiación para políticas que lleven al mejoramiento de la calidad de vida y situación de los menores en esa región del país.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.