Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Primera línea de Escudos Azules en Bogotá
Cortesía: Amok - fotógrafo de Escudos Azules

Ante la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación, fueron presentadas una denuncia penal y otra disciplinaria, para que se investigue por qué se autorizaron campamentos de la denominada ‘primera línea’ en Bogotá.

Según las acciones judiciales, se debe procesar a los funcionarios de la Alcaldía que prestaron bienes para que allí se asentaran personas, que presuntamente habrían cometido hechos de vandalismo el pasado 20 de julio.

Le puede interesar: Video: Cayeron integrantes de primera línea señalados de secuestrar y torturar policías en Valle

El representante a la Cámara por Bogotá, Enrique Cabrales, dijo que el propio secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, confirmó que este permiso habría sido entregado por una autoridad distrital.

“Como representante de los bogotanos, le exijo a los responsables responder por lo ocurrido. Dar permiso para que los vándalos establezcan un campamento, donde días después con machetes se estaban entrenando para atacar a la fuerza pública, es ser partícipe y promotor de las agresiones y crímenes que se presentaron”, indicó.

Añadió que “no es posible que el Gobierno de Claudia López permita y al parecer apoye los actos delictivos, criminales y vandálicos que se gestan en estos predios y luego ejecutan en la ciudad”.

En la denuncia se advierte que en uno de los campamentos que se autorizó en la capital, específicamente en la localidad de Kennedy, se habrían organizado varias actividades preparatorias de hechos de violencia que posteriormente se registraron el Día de la Independencia.

Lea también: Niño de siete años le gana tutela a la Policía y frena el traslado de sus padres

El favorecimiento por parte de la Alcaldía local para que se consumaran los delitos por los cuales se terminaron capturando 17 personas, implica un análisis de responsabilidad por parte de esa conformidad con el rol que desempeña la Alcaldía local como entidad encargada del manejo del espacio público en la que se asentó el campamento”, manifestó.

A raíz de esta situación, en el documento se le pide a la Fiscalía y la Procuraduría, “iniciar la investigación y a formular los cargos que correspondan a los funcionarios, que de acuerdo con lo expuesto, son responsables de facilitar y propiciar actos preparatorios que condujeron a la comisión de hechos delictivos por parte de jóvenes organizados y asentados en el campamento ubicado en la localidad de Kennedy”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.