Cargando contenido

Por su parte, el ministro de Defensa señaló que dicho artículo de New York Times está "lleno de inconsistencias".

Se extendió una alarma por los falsos positivos y la reforma a la justicia de Paloma Valencia.
Se extendió una alarma por los falsos positivos y la reforma a la justicia de Paloma Valencia.
RCN Radio

Eisenhower Djanon Zapata, uno de los representantes del Movimiento Nacional de Víctimas, advirtió que la publicación del diario estadounidense The New York Times en el que se señala al gobierno del presidente Duque de posiblemente revivir los casos de los 'falsos positivos' en el país, abre la puerta a la reaparición de 'crímenes de odio'.

El representante señaló además que la vinculación de un oficial del Ejército sobre el reciente asesinato de un exguerrillero en Norte de Santander, confirma que estos delitos se estarían disparando en varias regiones del país.

Lea también: New York Times acusa al gobierno Duque de ejercer presión a las FF.MM. para dar resultados
 
“Mire usted que la Fiscalía inmediatamente vinculó en el asesinato de un ex guerrillero en Norte de Santander a un oficial, lo cual lleva a pensar que si un coronel y un sargento se pusieron de acuerdo para matar un exguerrillero, es lo que se conoce en el lenguaje moderno como un crimen de odio, es decir, tomar venganza del otro por haber sido subversivo, ahora en condición de desmovilizado”, dijo Zapata.

Señaló que ante la falta de respuesta por parte de las autoridades a nivel nacional, en cabeza del Ministerio de Defensa, Guillermo Botero, los defensores de Derechos Humanos han acudido a instancias internacionales.

Le puede interesar: JEP cuestiona por qué Fiscalía no reveló pruebas de caso Santrich antes

“Desde este punto de vista, es indiscutible que desde el inicio del Gobierno del presidente Iván Duque hay una serie sospecha en al menos 83 asesinatos a nivel nacional, donde ya hay indicios graves y de hecho la Fiscalía General de la Nación, ya tiene un prontuario donde se están participando miembros de las Fuerzas Militares en dichas ejecuciones”, dijo Zapata.

Agregó que “lo que han hecho los defensores de Derechos Humanos y víctimas ha sido escalar dichas denuncias a nivel internacional, pues aquí no se presta atención y el Gobierno en cabeza del señor Ministro Defensa niega todo. Por ello, se acude a los movimientos internacionales, quienes han filtrado dicha información”.

Añadió Zapata que no son válidas las versiones que han entregado los organismos sobre los asesinatos de líderes sociales y ex integrantes de las Farc donde se atribuyen a hechos perpetrados a  disidencias o grupos subversivos, pues sostiene que hay serias sospechas que en la ocurrencia de estos hechos de sangre podrían estar involucrados miembros de la Policía y Ejército. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido