Cargando contenido

El excomandante del Batallón ‘La Popa’ rinde versión libre ante la JEP.

VÍCTIMAS DE FALSOS POSITIVOS
El coronel Plubio Hernán Mejía rinde versión libre ante la JEP.
Inaldo Pérez / RCNRadio

El 16 de julio de 2003, Carlos Alberto Cáceres fue retenido en la puerta de su casa cuando llegaba a su casa en el resguardo indígena Cancuamo por paramilitares del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Cáceres, quien llegó al lugar para estar presente en el nacimiento de su segundo hijo, fue sacado del resguardo indígena en Guatapurí por los paramilitares y entregados a integrantes del batallón de ‘La Popa’, posteriormente fue asesinado y presentado oficialmente como integrante del frente 49 de las Farc abatido en combate.

Lea además: JEP adelanta audiencia sobre desaparecidos en la Comuna 13 de Medellín

Los integrantes de la familia decidieron por miedo no denunciar ante las autoridades lo sucedido. “El grupo paramilitar del Bloque Norte tenía el control total de la zona en alianza con los militares del Batallón ‘La Popa’”, precisó Eliécer Manuel Arias, familiar de Carlos Alberto.

Sin embargo, tras el proceso de desmovilización de las AUC, la familia de Carlos Alberto pudo conocer la verdad. Los paramilitares entregaron información sobre los hechos que rodearon una serie de ejecuciones extrajudiciales en Valledupar.

Con estas declaraciones se abrió una investigación en contra del coronel Plubio Hernán Mejía, quien comandó el batallón ‘La Popa’ entre los años 2003 y 2004. Los paramilitares relataron la forma en cómo se pactó la alianza con los militares para planear y ejecutar acciones en la región.  

Lea también: Falsos positivos: Coronel Hernán Mejía rendirá versión libre ante la JEP

En 2013, un juez especializado de Bogotá condenó a 19 años de prisión por su participación y conocimiento en las ejecuciones extrajudiciales y sus vínculos con grupos armados ilegales. En el fallo se reveló que en el mismo “simulado enfrentamiento” en el que murió el indígena fue asesinato otro campesino de la zona quien fue presentado como guerrillero.

Después de 16 años, las víctimas le piden al coronel Mejía que cuente toda la verdad sobre los hechos que rodearon las más de 20 ejecuciones extrajudiciales que habría realizado su Batallón ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Sin embargo, el panorama parece no ser este. En diferentes oportunidades el oficial ha negado haber cometido actos ilegales, señalando que todo esto hizo parte de una lucha directa en contra de los grupos subversivos en el departamento del Cesar.

“Es una falta a la verdad que merecemos las víctimas, en especial los hijos huérfanos que quedaron de Carlos Alberto (…) y que no tuvieron el derecho de crecer con su padre porque estos militares, que querían demostrar resultados al Estado, preferían escoger campesinos y presentarlos como guerrilleros”, precisó Eliécer Manuel.

Le puede interesar: El 'Chapo' Guzmán, condenado a cadena perpetua

Igualmente calificó como “una burla a la justicia” que el coronel Mejía siga activo y ocupando cargos en el Ejército. “Los victimarios están siendo premiados y las víctimas debemos seguir suplicando para poder ir a las audiencias, escuchar y refutar esas cosas que son mentira. Siempre hemos dicho que las víctimas acá (en referencia a la JEP) y las víctimas padeciendo la injusticia”.

Teme que se reactiven en las Fuerzas Militares las directrices para demostrar resultados operaciones en la lucha contra los grupos armados ilegales, lo que reviviría la figura de las ejecuciones extrajudiciales.

Plantón en la JEP

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido