Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

suicidio
suicidio
RCN Radio

La Corte Constitucional tiene en sus manos un nuevo debate sobre el derecho que tienen las personas a morir dignamente; se trata del suicidio medicamente asistido.

La Federación Mundial de Sociedades por el Derecho a Morir (WFRtDS, por sus siglas en inglés) sostiene que la despenalización de la eutanasia se quedó corta al dejar por fuera el suicidio.

La Federación le explicó a la Corte que, aunque ambos procedimientos se parecen, la diferencia entre uno y otro es que el primero consiste en que “un profesional de la salud (generalmente un médico) aplica el medicamento”, mientras que el suicidio asistido “representa una acción que pone fin a la vida, por parte de la persona involucrada, pero siempre usando medicamentos que terminan con la vida recetados por un profesional de la medicina”.

En otras palabras, el suicidio medicamente asistido le permite a la persona que desea morir tomar el medicamento que le recete un médico.

El debate sobre la muerte asistida ha generado bastante controversia en el país. En la más reciente decisión del alto tribunal sobre la despenalización de la eutanasia eutanasia, el Ministerio de Salud le advirtió a la Corte que se hacía difícil reglamentar el tema porque existen un sin número de situaciones en los que las personas con algún tipo de dolor podrían considerar querer morir y prima el derecho a la vida.

Lea en contexto: Corte Constitucional extendió el derecho a morir dignamente en Colombia

“Existe un universo de condiciones posibles que pueden caer en la caracterización del elemento subjetivo del sufrimiento (…) se encuentran las secuelas de traumas en extremidades, las quemaduras, las cicatrices, las pérdidas de órganos de los sentidos”, se lee en el documento.

En el debate sobre el suicidio asistido, el Ministerio de Justicia le dijo a la Corte que los procedimientos no pueden ser iguales

“La ayuda al suicidio es el respeto por la vida ajena y los posibles abusos que podrían cometer terceros, al ejercer un poder sobre otro o al suministrar una ayuda efectiva, logrando que este termine con su vida” dice el concepto del Ministerio.

También lea: Marta Lucía Ramírez, en observación médica tras sufrir caída

El estudio sobre el suicidio medicamente asistido en la Corte se centra en tumbar o no el artículo 107 del Código Penal que impone cárcel a quienes ayuden al suicidio.

Su nombre técnico es inducción al suicidio y señala textualmente que “cuando la inducción o ayuda esté dirigida a poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, se incurrirá en prisión de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.