Cargando contenido

Los frailejones son plantas únicas y muy frágiles que en los páramos cumplen la función de captar el agua.

Espeletia lopezzi, especie de frailejón.
Espeletia lopezzi, especie de frailejón.
Amanda Varela, investigadora Universidad Javeriana.

El Instituto Humboldt registró el daño de centenares de frailejones colombianos causado por una especie de polilla que, estaría incrementando su población debido al aumento de la temperatura en los páramos.

Aunque aún no hay certeza de esta hipótesis, los investigadores confirmaron recientemente la presencia en los frailejones de la Oidaematophorus espeletiae o polilla pluma.

"Está por resolver si el incremento poblacional de la polilla estaría relacionado con el aumento de la temperatura nocturna en la zona de bosque altoandino, ambiente que le permitiría salir de allí y moverse hacia el páramo", dice el Humboldt.

Lo que creen los investigadores es que en el páramo podría haber encontrado condiciones apropiadas para su colonización y desarrollo, particularmente abundante alimento y falta de agentes que la controlen.

En el páramo de Chingaza se muestrearon 2.833 plantas de frailejones de tres especies.

Los resultados obtenidos demostraron que el número de plantas afectadas fue del 11 %, equivalentes a 315 plantas con daño pasado y actual.

Además, un 89% de las plantas se encontraron sin daño alguno. De ese 11% de plantas afectadas, el 90 % presentó daño leve; seguido por el daño nivel 2 (8 %); y finalmente daño nivel 3 (2 %). No se presentaron plantas con daño nivel 4.

A la fecha existen reportes de afectaciones en páramos de las cordilleras oriental: Tamá, Pisba, Guasca, Guanentá; central: Los Nevados, Las Hermosas, Puracé, Nevado del Huila; y occidental: Frontino, sin que aún se confirme coincidencia entre los síntomas que presentan estos frailejones y los ya examinados en Chingaza, Cruz Verde, Sumapaz, Galeras y Cocuy.

En cuanto a qué tanto se vería comprometido el futuro del abastecimiento de agua, el grupo de trabajo simuló, por medio de un nebulizador, una neblina para mirar qué tanta cantidad de agua captaba una hoja enferma frente a una sana.

El resultado confirmó que había una reducción en la capacidad de los frailejones para recoger el líquido.

Llamado de auxilio para continuar la investigación

“Tenemos limitaciones económicas, y cada vez que indagamos en el tema surgen nuevas preguntas, variables que nos sorprenden y a veces desconciertan. Por ahora, lo inmediato es confirmar si hay relación con el cambio climático, identificar el potencial de dispersión de la afectación, medir el impacto que esta situación pueda tener en la oferta hídrica y hacer propuestas de control o manejo”, dijo Amanda Varela, doctora en Ecología y profesora asociada al Departamento de Biología de la Universidad Javeriana, y miembro del comité científico que evalúa el caso.
 
Según los estudios realizados hasta el momento es muy posible que la afectación, unida al calentamiento global y el promedio de la temperatura, tienda a incrementarse y afecte a más áreas. 

Los investigadores no descartan que tal fenómeno pueda presentarse en este preciso momento en otros páramos y especies de plantas.

Incluso hay reportes de la existencia de 88 especies de frailejones colombianos, en los cuales ya se reportan síntomas; sin embargo no hay certezas de que se trate de la misma afectación.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido