Un embalse cercano a Ciudad del Cabo, con menos del 20% de su capacidad. / Foto: AFP

El gobierno sudafricano lanzó un plan para mitigar el impacto de la llegada del "Día Cero" a Ciudad del Cabo, establecido para el próximo 21 de abril. El "Día Cero", será el día en que se acabe el suministro de agua en la ciudad. El gobierno local intenta abordar la situación con plantas de desalinización para hacer el agua del mar bebible, proyectos de extracción de agua subterránea y programas de reciclaje de la misma. En tanto, los casi 4 millones de habitantes son urgidos a conservar el agua y usar no más de 87 litros al día. Los negocios de aseo de autos y mantenimiento y rellenado de piscinas han sido prohibidos. Quienes superen el límite establecido recibirán una multa de entre 400 y 800 dólares. Igualmente, los negocios deberán reducir sus consumos en un 45% a 60%. Solo cuatro meses de plazo tiene esta metrópoli ubicada en la costa oeste de Sudáfrica, para quedarse sin agua, según los últimos estimados hechos por la alcaldesa Patricia de Lille en el que dio detalle sobre los niveles de las represas y los proyectos para paliar esta situación. Esta ciudad lleva tres años de lluvias bajísimas, sumadas al incremento de consumo de una población creciente. De llegar a producirse el desabastecimiento, los grifos ya no distribuirán el agua, y los habitantes de aquella región deberán acudir a puntos de repartición para colectar el líquido.   Por: RCN Radio con información de N+1, ciencia que suma