Por lo menos cinco destacados profesores de la Universidad Nacional de Colombia enviaron al Ministerio de Minas y Energía una hoja de ruta para afrontar el cambio climático en la que proponen, entre otras cosas, cobrar tarifas diferenciadas que frenen el consumo excesivo de electricidad. El documento, de más de 100 hojas,  plantea cinco lineamientos para diminuir los gases efecto invernadero, dado el compromiso de Colombia en la cumbre mundial de cambio climático París 2015,  de reducirlos a un 30% con ayuda internacional y 20% sin ayuda. Estas cinco líneas de trabajo  establecidas por el Ministerio de Minas en 2016 son:  manejo eficiente de la energía, emisiones fugitivas, generación de potencia eléctrica, gestión de la demanda y compensación ambiental. En el manejo eficiente de la energía trabajó Sandra Téllez, docente del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la U.N, explicó a RCN Radio que Colombia consume más energía eléctrica de 7:00 de la noche a 9:00 de la noche. "Esa es la hora pico en consumo de electricidad. El objetivo es modificar los patrones de consumo de los usuarios y que el Gobierno reglamente una tarifa diferenciada para que los usuarios vean que existe una tarifa más alta en horas pico y más baja en la horas valle. Debe haber también incentivos para las empresas y modificar allí el consumo de energía", indicó. RCN Radio consultó al viceministro de Energía, Alonso Cardona quien aseguró que no necesariamente se aplicaría la tarifa en la hora pico a todos los usuarios. "Si se implementa, tendríamos que saber qué usuarios pueden cambiar sus horarios, porque sabemos que hay consumos que no se pueden cambiar, como cocinar o tener la nevera encendida todo el día". Las empresas podrían verse beneficiadas de este cobro de tarifa diferenciada porque algunas podrían modificar sus patrones de consumo para reducirlo, afirmó Cardona. Sin embargo, Para Téllez es importante que los colombianos conozcan de dónde proviene la electricidad, "porque a veces damos todo por sentado". En Colombia predomina el sistema de generación eléctrica de forma hidráulica (hidroeléctricas)  y también existen fuentes a partir de combustibles fósiles como el carbón y el gas. "La energía que se produce por combustibles fósiles respaldan al sistema hidráulico cuando hay desabastecimiento en los embalses por temporadas secas. Sin embargo, los combustibles fósiles generan mayor Co2", sostuvo. En ese sentido, se planteó una mayor inversión en energías limpias, ya que Colombia ha sido catalogada como "potencial" en energía fotovoltáica y eólica. Rodrigo Jiménez, profesor asociado del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la U.N. aseguró que el proyecto presentado al Ministerio de Minas y Energías "busca desarrollar una hoja de ruta para que el Gobierno tome decisiones e incentive la actividad empresarial generando menos contaminación al ambiente". Jiménez cree que el los combustibles fósiles en Colombia van a desaparecer "porque el cambio climático es un tema muy serio; además porque las empresas están deseando invertir en energías limpias porque incluso, es más rentable".