Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ecoturismo y deforestación, algunos riesgos de extinción para 72 aves colombianas

El Instituto Humboldt lanzó la alerta sobre el riesgo de extinción de 72 aves colombianas sobretodo en sectores como el Tapón del Darién y la Sierra Nevada de Santa Marta. Algunas causas están asociadas a la deforestación y el ecoturismo.

Foto Libro Rojo de aves colombianas Volumen II

 

El Instituto Humboldt lanzó la alerta sobre el riesgo de extinción de 72 aves colombianas sobretodo en sectores como el Tapón del Darién y la Sierra Nevada de Santa Marta. Algunas causas están asociadas a la deforestación y el ecoturismo.

"Del listado de 72 especies amenazadas, 27 de ellas endémicas, dos están probablemente extintas, nueve afrontan peligro crítico de extinción, 30 se encuentran en riesgo y 31 en grado de vulnerabilidad", señaló el Humboldt en un reporte.

El informe se publicó en el segundo volumen del Libro Rojo de Aves de Colombia, una coedición del Instituto Humboldt y la Universidad Javeriana, el cual presenta el estado y tendencias actuales de las poblaciones de estos vertebrados en el país.

Los investigadores encontraron las siguientes causas del riesgo de extinción de las 72 aves colombinas:

"Entre las principales causas de amenazas detectadas están los asentamientos humanos, el ecoturismo, la deforestación, la cacería, el tráfico y minería ilegal, los cultivos ilícitos, la introducción de especies invasoras, la defaunación, la depredación, los cambios en las condiciones climáticas, la desecación, el dragado, drenaje y polución –por expansión de la frontera industrial, urbana, ganadera y agropecuaria–, la transformación de humedales, la contaminación de aguas y la ausencia de estrategias educativas de conservación".

[imagewp:330980] Pavón colombiano se encuentra en peligro crítico de extinción. Foto Daniel Uribe- Instituto Humboldt.

En la categoría Peligro Crítico-Probablemente Extintas (CR-PE) están los colibríes Heliangelus de Bogotá, especie endémica, y el zamarrito gorjiturquesa. Del primero podría existir una población reducida en enclaves secos de la cordillera Oriental como Choachí, Villa de Leyva o cañones Chicamocha y el Suárez, entre otros. En caso de hallársele, su protección y acciones de recuperación deben ser inmediatas.

En cuanto al segundo, se le conoce solo por dos pieles halladas en Bogotá y quizá colectadas en Nariño –lugar donde aún podría hallarse, así como en Cauca–. Para esta especie, Colombia sería el único lugar del mundo en tener especímenes vivos.

[imagewp:330989] Barbudito de los nevados. Foto: Libro Rojo de aves colombianas, Volumen II

En la categoría Peligro Crítico (CR) se encuentran el pato negro, el pavón colombiano –habitante del piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta y las cordilleras Central y Oriental–, el zambullidor plateado y el cóndor de los Andes (ambos antes en la categoría EN), las sanadresanas tortolita caribeña y turpial caribeño, el doradito oliváceo y las endémicas cucarachero del Chicamocha –con presencia en bosque seco de cañones de ríos Suárez y Chicamocha– y el de pantano –para el cual se proyecta extinción a corto plazo en la sabana de Bogotá, valle de Ubaté y lago de Tota–.

En Peligro (EN) se encuentran el pato brasileño, el colorado, el andino, el pavón moquiamarillo y el moquirrojo, la perdíz katía, el flamenco caribeño, el piquero café, el aguilucho cenizo, la polla sabanera, la gaviota tijereta, el carpintero escarlata, el rastrojero del Perijá, la dormilona chica, la alondra cornuda, el sabanero grillo, el arañero del Pirré y el jilguero de oro.

[imagewp:330985] Cucarachero del chicamocha. Foto: Libro Rojo de aves colombianas, Volumen II

También las aves endémicas tingua bogotana, chivito de páramo, los colibrís barbudito barbiazul y cienaguero, amazilia ventricastaña, torito capiblanco, periquito serrano, atrapamoscas de Santa Marta, los cucaracheros paisa y de Santa Marta, el orejerito antioqueño y el arañero de Santa Marta.

Catalogadas como Vulnerables (VU) están la chavarría, el carretero, el pato pico de oro, el piquero de Nazca, la garza rojiza, la paloma o perdíz,  el colibrí pirreño, la guacamaya militar, los hormigueros pico de hacha y tacarcuna, los tapaculos cejiblanco y del Perijá, el corretroncos hermoso, el atrapamoscas barbado, el solitario enmascarado, la tángara nuquiverde, el montero de pirré, el pinzón alidorado, el cardenal guajiro y el turpial real.

Concluyen esta lista las especies endémicas colibrí cabecicastaño de Santa Marta y el del Tolima, el periquito de los nevados, el tororoi de Santa Marta, el tapaculo de Santa Marta, el rastrojero de Santa Marta, el vireo de San Andrés y el de Providencia, el arañero embridado y el chamón del Caribe.

Por: RCN Radio e Instituto Humboldt.