Cargando contenido

Las compuertas están abiertas. Foto Cortesía Emgesa

 

Las inundaciones en Girardot, Ricaurte, Nariño y Gutaquí en el Alto Magdalena se deben a la apertura, sin avisar, del embalse de Betania, según Néstor Franco director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (Car).

"Lo que no puede pasar es que los responsables de los embalses cuando les sobra agua, boten los excedentes sin avisar cuenca a abajo y sin pensar que pueden ocasionar una creciente súbita. Esto debemos trabajarlo con varias entidades, entre ellas, el ministerio de Minas,  generadores de energía, con XM, entre otras", dijo Franco.

Explicó que el río Magdalena recibió la descarga de la represa de Betania que, en ese momento se encontraba con más del 100% de su capacidad. Es decir con 190 millones de metros cúbicos de agua.

Franco señaló que al no regularse las descargas en los embalses, los ríos no cuentan con la capacidad de recibir toda esa agua y esta,  es una de las razones por las que se producen las inundaciones.

RCN Radio conversó Isabel Hernández, directora del Comité de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento del Huila indicó que Emgesa, empresa responsable del embalse de Betania, "avisó unas horas antes de abrir las compuestas".

Sin embargo, Hernández dijo no conocer si los alcaldes de los cuatro municipios afectados recibió la información sobre este hecho.

La apertura de compuertas del embalse se produjo sobre la media noche del sábado, ocasionando, según la autoridad ambiental de Cundinamarca, por lo menos 380 familias damnificados en los municipios mencionados.